El prolífero autor nació en el 31 de enero de 1908 en la provincia de Buenos Aires. Fue compositor de La añera”, “El arriero”, “Luna tucumana”, “Zamba del adiós”, entre otras. Falleció el 23 de mayo de 1992 en Francia.

El prolífero autor nació en el 31 de enero de 1908 en la provincia de Buenos Aires.

El prolífero autor nació en el 31 de enero de 1908 en la provincia de Buenos Aires.

Héctor Roberto Chavero nació el 31 de enero de 1908 en Campo de la Cruz, partido de Pergamino en la provincia de Buenos Aires. Fue hijo de un empleado del ferrocarril.

Durante la adolescencia adoptaría el seudónimo que lo acompañaría para siempre: Atahualpa Yupanqui. Jugó al fútbol, practicó el boxeo y esgrima.

Fue militante del Partido Comunista argentino en los años en que el carné de afiliado era un pasaporte seguro a la persecución, de la que Yupanqui se libró a costa del exilio.

Compositor, guitarrista, cantante y escritor, ha dejado una obra cuyo conocimiento es esencial para acercarse al paisaje musical argentino, así como a sus costumbres, su entonación y su memoria. Yupanqui interpretó sus canciones no sólo en Argentina, cantó con Edith Piaf en París en el año 1948 y dio cientos de conciertos en varios países europeos.

“El payador perseguido”, primero en forma de disco y luego de libro, es su obra más completa. En 1965 apareció “El canto del viento”, un libro en forma de ensayo. Luego salieron “El arriero”, “Trabajo, quiero trabajo” y la milonga “Los ejes de mi carreta” que son tres de sus canciones más populares en todo el mundo.

Atahualpa Yupanqui falleció en Nimes, Francia, el 23 de mayo de 1992. Se encontraba en la ciudad francesa para recibir un homenaje. Sus restos descansan en Cerro Colorado, provincia de Córdoba.

Premios:

Premio de la Academia Charles Cross, 1950; Primer Premio de Karlovy-Vary (Checoslovaquia) por la música de este film, 1956; Premio Academia Charles Cross por mejor disco extranjero, 1986/1989; Disco de Oro por difundir la música criolla por el mundo, 1973; Premio “Tecno 80” en el Festival de San Remo (Italia), 1980; Diploma de Honor del Consejo Interamericano de Música de la OEA Washington, 1983.

Libros:

Piedra sola (1939), Aires (1943), Cerro Bayo (1953), Guitarra (1960), El canto del viento (1965), El payador perseguido (1972), Del algarrobo al cerezo (1977), Confesiones de un payador (1984), La palabra sagrada (1989), La capataza (1992), La canción triste, Coplas del payador perseguido.

Canciones:

La alabanza, La añera, El arriero, Basta ya, Cachilo dormido, Camino del indio, Coplas del payador perseguido, Los ejes de mi carreta, Los hermanos, Indiecito dormido, Le tengo rabia al silencio, Luna tucumana, Milonga del solitario, Piedra y camino, El poeta, Las preguntitas, Sin caballo y en Montiel, Tú que puedes, vuélvete, Nada más, Viene clareando, Zamba del grillo.

Los ejes de mi carreta – De Atahualpa Yupanqui y Romildo Risso:

Porque no engraso los ejes

me llaman abandonao…

Si a mí me gusta que suenen,

¿pa’ qué los quiero engrasaos?

Es demasiado aburrido

seguir y seguir la huella,

demasiao largo el camino

sin nada que me entretenga.

 

No necesito silencio,

yo no tengo en qué pensar.

Tenía, pero hace tiempo,

ahura ya no pienso más.

 

Los ejes de mi carreta

nunca los voy a engrasar…

 

Nota y contenidista: Pablo Lucero.

Foto: Archivo.

Corrección: Mariano Pennisi.

Contenidista: Jorge Scivetti.