La ministra de Ciencia y Tecnología, Alicia Bañuelos, y el ministro de Educación, Marcelo Amitrano, detallaron el plan de medición de la calidad educativa. Las evaluaciones se realizarán sobre grupos determinados de alumnos, elegidos de forma estadística y aleatoria para garantizar la representatividad a nivel provincial. Se evaluarán tres áreas de conocimiento desde los primeros días del ciclo lectivo, que comenzará el 29 de febrero.

La evaluación permitirá mejorar las políticas educativas, coincidieron en afirmar los ministros de Educación y de Ciencia y Tecnología.

La evaluación permitirá mejorar las políticas educativas, coincidieron en afirmar los ministros de Educación y de Ciencia y Tecnología.

En conferencia de prensa, los titulares de las carteras ministeriales responsables del estudio explicaron los alcances y metodologías de las evaluaciones.

El ministro de Educación, Marcelo Amitrano, resaltó que “vamos a trabajar de forma coordinada y potenciando nuestros recursos”, en busca de seguir “la visión que tiene el gobernador respecto al camino que debe desarrollar la educación para satisfacer lo que el mundo del mañana le está demandando a la educación de hoy”.

“Hemos recibido una determinada situación, a partir de la gestión anterior, y queremos saber cuál es esa situación en materia educativa”, explicó.

Amitrano resaltó que pretenden “establecer un punto de partida, saber en qué lugar estamos parados”.

El ministro trasmitió tranquilidad: “No es un examen, nadie va a salir mal en esto, es una foto de la situación en la que estamos”.

El responsable de la cartera educativa determinó que los resultados permitirán “que nosotros podamos tomar las decisiones correctas en materia del despliegue de las políticas educativas”.

La ministra de Ciencia y Tecnología, Alicia Bañuelos, destacó que anteriormente se realizaban algunas mediciones de calidad educativa, de manera censal a todos los alumnos de 15 años; tales mediciones se discontinuaron en el 2011 “por lo que hay todo un período, del 2012 a la fecha, en el cual no tenemos datos”.

“Nosotros queremos saber en qué estado se está, si un niño que está en 3º grado tiene los conocimientos que debería tener para su nivel”, explicó.

Bañuelos resaltó que con los resultados podrán “hacer diferentes iniciativas que ayuden al docente, queremos ayudarlo para que tenga las herramientas que necesita al comenzar el año escolar”.

El análisis de los resultados les permitirá determinar la situación de toda la provincia. La ministra explicó que estudios internacionales establecen que “hay una relación directa entre el nivel de lectura en 3º grado y el poder terminar la escuela secundaria”.

“Podremos identificar si los niños no leen bien a principio de 3º grado, y nosotros sabemos que es crucial que los niños lean fluidamente al terminar 3º grado, porque de esto depende que después aprueben el colegio secundario”, reflexionó.

Luego agregó: “Evaluaremos a niños de todos los años de primaria y todos los años de secundaria, para tener un cuadro de situación para poder hacer diferentes estrategias y ayudar al docente que hoy está frente del aula y que tiene que conocer cómo está la situación”.

La ministra de Ciencia y Tecnología, Alicia Bañuelos, y el ministro de Educación, Marcelo Amitrano, detallaron el plan de medición de la calidad educativa.

La ministra de Ciencia y Tecnología, Alicia Bañuelos, y el ministro de Educación, Marcelo Amitrano, detallaron el plan de medición de la calidad educativa.

Bañuelos remarcó los beneficios de plantear estrategias en base a información precisa: “Podremos ofrecerles a los niños, a los docentes y a los padres, diferentes iniciativas y alternativas, que permitan que ese niño alcance el nivel que tiene que tener para asegurarnos que no hay abandono escolar, que no haya repitencia, y para esto hay que hacer un trabajo a lo largo de todo el año apoyando a toda la comunidad educativa”.

La ministra brindó detalles técnicos de los estudios y resaltó que la evaluación va a ser muestral. “Estamos definiendo el tamaño de la muestra, que tiene que cumplir que la cantidad de alumnos evaluados sean representativos del total de los alumnos”, explicó.

Cabe mencionar que el estadístico Álvaro González Villalobos, especialista en muestreo de poblaciones, visitó la provincia para asesorar y guiar al Ministerio en el proceso de selección de la muestra. Los alumnos seleccionados en la muestra se elegirán de forma aleatoria para garantizar la homogeneidad y distribución equitativa, para que los resultados resulten representativos del total de alumnos.

Con respecto al examen, uno para cada disciplina, será escrito y contará con preguntas de tipo múltiple choice. Se tomarán durante tres días consecutivos, por un equipo que asistirá a la escuela y tomará las evaluaciones a los niños seleccionados.

La ministra explicó que, en el 2006, debido a que la Nación no quería evaluar el rendimiento de los estudiantes sanluiseños, se capacitó a profesionales de la Universidad de La Punta, que hoy se encuentran trabajando en el Ministerio de Ciencia y Tecnología, para que realizaran dichas evaluaciones. Estos profesionales serán los responsables de los nuevos exámenes.

Bañuelos anunció que “antes de fin de marzo vamos a tener todos los resultados, para dárselos al Ministerio de Educación, a los supervisores, a los directores y al público en general para que todos conozcan los resultados de esta evaluación”.

La responsable de la cartera de Ciencia y Tecnología indicó que para medir la evolución de los alumnos se prevé una evaluación hacia fin de año: “El Gobierno nacional quiere tomar una prueba censal, a todos los alumnos, hacia octubre, y nuestro plan original era tomar otra prueba muestral en noviembre; dependiendo de la estrategia que tome el Ministerio de Educación de la Nación, nos pondremos a trabajar junto con el ministro Amitrano para ver cómo coordinamos el trabajo; si ellos toman una prueba censal en octubre, nosotros no tomaríamos otra prueba en noviembre porque podríamos utilizar sus resultados, siempre y cuando podamos llegar a un acuerdo, lo cual seguramente vamos a hacer, sobre la forma y contenido de la evaluación”.

Retomando sobre el concepto de que la fluidez en la lectura está vinculada a la finalización de los estudios secundarios, Bañuelos indicó: “Un niño, al terminar tercer grado, que tiene fluidez lectora de 80 palabras por minuto, termina el colegio secundario. El terminar el colegio secundario no depende del coeficiente intelectual, ni depende del nivel socioeconómico, depende de cuan bien lea en 3º grado de primaria”.

“Por ello uno de nuestros objetivos es que en tercer grado lean bien, en cuarto grado, con aquellos que no lean bien vamos a tener que hacer un esfuerzo para que lo hagan”, reflexionó.

Los detalles fueron revelados a los periodistas puntanos a través de una conferencia de prensa.

Los detalles fueron revelados a los periodistas puntanos a través de una conferencia de prensa.

Bañuelos expresó que esta idea busca iniciar iniciativas para ayudar al docente y conseguir mejorar la calidad educativa en San Luis. Además, se suma a otras evaluaciones, como la que medirá el impacto de la tecnología en la sociedad puntana. “Por otra parte, otro de nuestros objetivos es ver qué está pasando con las computadoras, qué grado de digitalización tiene la sociedad sanluiseña”, agregó.

La ministra planteó que el informe que se presentó la semana pasada en Davos, en el Foro Económico Mundial, que habla sobre el empleo futuro, “es impactante y muestra lo adelantado que ha estado San Luis; este informe está diciendo que es necesario que los jóvenes tengan cada vez una formación más fuerte en las disciplinas como las ingenierías y las ciencias, porque ellos están viendo que, en cinco años, el trabajo mundial va a estar dirigidos a esos lugares”.

Bañuelos destacó que evaluarán, en base a los resultados, “qué iniciativas vamos a elaborar para asegurar que el 100% de los niños en San Luis tengan la calidad educativa necesaria para tener un trabajo de calidad cuando sean adultos”.

Y expresó que la maximización de la digitalización y elevar la calidad educativa permitirán que “San Luis tenga cada vez un mejor estándar de vida, y que no estemos afuera de este proceso que se da mundialmente, sino que seamos un integrante que participe activamente en lo que hoy se define como sociedad de la innovación”.

El ministro de Educación cerró la conferencia determinando que “el proceso de toma de decisiones se basa en tener buena información, de calidad y certera, y eso es lo que necesitamos tener; tenemos muchos planes en carpeta pero necesitamos ver dónde estamos parados, para ver si en lo que estamos pensando está por el buen camino o si tenemos que parar un minuto y resolver algún problema urgente, para darle la posibilidad de igualdad a todos”.

Video: La evaluación permitirá mejorar las políticas educativas

Nota: Emanuel Lorenzoni – Prensa Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Fotos: Luciano Grangetto.

Video: Guillermo Ramón.

Corrección: Mariano Pennisi.

Contenidista: Jorge Scivetti.