La ministra de Ciencia y Tecnología, Alicia Bañuelos, y el consultor internacional en Estadística, Álvaro González Villalobos, brindaron detalles de las actividades realizadas en los últimos días respecto a la medición del impacto de la ciencia y la tecnología en la sociedad sanluiseña.

Bañuelos aseguró que la política de maximización de la digitalización en San Luis es una política de Estado.

Bañuelos aseguró que la política de maximización de la digitalización en San Luis es una política de Estado.

La responsable de la cartera tecnológica, Alicia Bañuelos, expresó que “la política de maximización de la digitalización en San Luis es una política de Estado y esto implica tratar de que las personas que habitamos en San Luis tengamos disponibles los procesos al mismo nivel que en otras partes del mundo”.

La ministra destacó que “si bien el acceso a la red es un derecho constitucional, que mejoraremos en función del estado de la red de wifi, no es lo único que tenemos que hacer para lograr que San Luis sea una sociedad innovadora”.

En la oportunidad, explicó que el programa de investigación es un “proceso complejo, por eso hemos generado un área que va a medir el impacto de la ciencia y la tecnología en la sociedad, el cual va a estar a cargo de Néstor Arellano y hemos llamado al mejor especialista que tiene la Argentina, Álvaro Gonzáles Villalobos”.

Gonzáles Villalobos es consultor internacional en Estadística y es el director del “Centro de Matemática, Estadística y sus Aplicaciones”, de la Academia Nacional de Ciencias de Buenos Aires, desde el 2011. Además, ha realizado trabajos como consultor en Estadística para la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la Organización Mundial de la Salud, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística, entre otros.

“Lo hemos convocado para que, con su experiencia y sabiduría, nos ayude a entender qué debemos medir, cómo debemos medir para precisar en qué estado están los distintos estratos en la sociedad, no son lo mismo los niños que los adultos, no es lo mismo la clase activa que la pasiva”, explicó.

Bañuelos planteó que “nosotros, desde el Gobierno, tenemos que entender en qué lugar está cada parte de la sociedad para poder definir iniciativas que ayuden a las personas que habitan el suelo sanluiseño a tener una mejor inclusión”.

La funcionaria detalló que las actividades del área, que va a medir el impacto de la ciencia y la tecnología en la sociedad, “comenzó con esta visita y vamos a seguir; Álvaro es una persona muy ocupada, pero vamos a tratar de que esté acá todos los meses corrigiendo y nosotros ejecutando lo que él nos aconseje hacer; esto comienza ya”.

Álvaro González Villalobos expresó su agradecimiento por la convocatoria y resaltó: “Esta es la era de la informática, hay cosas importantes que se inventan y no tienen consecuencias aplicadas; esto tuvo una consecuencia extraordinaria, ha cambiado la manera de vivir de la población mundial”.

Además, el especialista consideró que “es muy importante medir hasta qué punto sirve o cuáles son los problemas, las ventajas, y la ministra se ha dedicado mucho tiempo a pensar estos problemas tan importantes, porque es obvio que es el tema central de la evolución de los últimos años”.

El estadístico explicó que “no hay una sola metodología, porque es un problema complejo y hay muchas preguntas que uno se puede hacer”.

González Villalobos resaltó que otro tipo de estudios y mediciones está generalizado: “Hay cosas estandarizadas en todo el mundo al que se ha llegado con los años, pero esto es un programa de investigación donde hay que determinar las variantes y qué es factible de medir; se arribará a los resultados a partir de una serie de estudios con sus respectivas metodologías”.

“Es un estudio no estándar, porque es original y esa es la gracia; es un problema que no es común que se investigue, por ello estamos creando los métodos para arribar al resultado; la informática es algo relativamente nuevo, entonces es normal que no haya una tradición de estudios, no es que no hay por alguna razón rara, no hay porque es una cosa nueva”, explicó.

El matemático describió que “aquello que no se puede expresar en números, denota que muy posiblemente el conocimiento sobre ello es pobre e insatisfactorio”.

“Hay que tener alguna medición confiable, lo más confiable posible, económicamente viable y son cosas muy complicadas para hacer, no sólo en la Argentina sino en cualquier lugar del mundo”, detalló.

Y agregó: “La ministra ha sido una pionera en esto y sin dudas ha fomentado una revolución en este aspecto que es tan decisivo. Es una suerte que este Gobierno haya tenido la inteligencia e intuición de elegir a una funcionaria de tal ética e idoneidad”.

González Villalobos planteó que la problemática a investigar se basa en que “hay muchas maneras de comunicarse, de aprender y distintos grupos de edad, hay gente pobre que no tiene acceso”.

“Por ello vamos a trabajar con la mayor cantidad de grupos que sea posible, factibles y necesarios. Me refiero a los niños chiquitos, de menos de 3 años, a los ancianos, a toda la población; no es sólo una cuestión escolar”, detalló.

“Esto se hace para que se puedan realizar políticas razonables, basadas en números, no basadas en lo que una persona cree o le interesa creer o es negocio. Si algo se puede medir nos da una indicación para hacer una política más inteligente”, expresó.

El estadístico consideró que en la provincia “hay gente muy capacitada, como es el caso de Néstor Arellano y el grupo de trabajo de la ministra”.

Consultado sobre problemas puntuales, el académico respondió que son problemas que se han analizado en el transcurso de estos días. “También he venido a aprender sobre los problemas con gente que ha pensado en ellos mucho más que yo”, expresó.

La ministra Bañuelos y González Villalobos coincidieron en que no es posible determinar una fecha de finalización del estudio. “Uno comienza una medición y no puede decir ‘la termino en tres días’, porque lo que queremos saber es mucho; esto va a ser un proceso que comienza ahora y va a seguir en los años; vamos a tener algunas respuestas antes”, resaltó Bañuelos.

La funcionaria subrayó también que “una cosa que nos importa es cómo va evolucionando la sociedad, entonces no nos alcanza la fotografía de un momento determinado, tenemos que hacer fotografías muy seguidas para ver una película”.

La ministra explicó que las diversas mediciones se realizarán a través de un llamado telefónico, un formulario web, con encuestadores casa por casa o en puntos estratégicos. “Vamos a usar todos los mecanismos que tengamos, tratando de que los costos de hacer esto no sean prohibitivos, vamos a ir definiendo en base a aquello que queremos, aquellos métodos que satisfagan mejor, que metodológicamente y matemáticamente sean correctos y al mismo tiempo tengan un costo razonable”, relató.

El estadístico Villalobos trabajó junto a la ministra Bañuelos y funcionarios del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

El estadístico Villalobos trabajó junto a la ministra Bañuelos y funcionarios del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

En la oportunidad puntualizó sobre los procedimientos y problemáticas a abordar: “No hay un único procedimiento y ya hemos definidos algunos temas con respecto a la educación y el rendimiento escolar y cómo está este tema en distintos aspectos, en Matemática, en Lengua, en Ciencias; además estamos terminando de establecer el orden de prioridad de estas preguntas que podríamos hacer”.

Bañuelos explicó sobre estos resultados e “indicadores económicos, que se los pediremos a la Dirección de Estadística, podremos hacer cruces”.

“Este es el proceso que iniciamos y vamos a comunicar permanentemente a la sociedad, tanto de lo que vamos a hacer como de los resultados; queremos que estos nos permitan entender la situación y definir otras iniciativas que ayuden a mejorar”, indicó.

Bañuelos planteo un caso hipotético, sobre la falta de apropiación de un grupo específico de determinada edad: “¿Qué tendríamos que hacer para ese sector que tiene esa edad y que vive en las ciudades? Imaginaremos un plan, al que luego tendremos que medir su éxito, para tratar de que esa gente tenga una mejor apropiación de la tecnología en sus vidas”.

“Esto nos permite hacer acciones específicas, hoy no podemos hacerlas; hoy hacemos una acción indiscriminada para todos, no podemos focalizarnos porque nos falta información. La idea de tener estos estudios de forma sistemática para poder contestar es construir políticas que permitan producir un cambio en la sociedad”, remarcó.

González Villalobos planteó que “es un proceso innovador, hay muchas variables, hay que seleccionar las más importantes, hay que ver los métodos, tenemos todos los métodos a disposición, es muy complejo”.

Y resaltó que “es algo muy nuevo para la Argentina, no conozco iniciativas de este tipo en el país. San Luis es pionera en varios aspectos informáticos; las provincias son muy distintas, pero hay una pobreza informática bestial en el país, y justamente una contribución muy importante de la ministra ha sido fomentar el uso de la informática; San Luis tiene una ventaja comparativa con respecto a otras provincias”.

“Además esperamos que algunos resultados sirvan para inspirar a otras provincias y a nivel nacional, para mejorar estos aspectos, que sirva como modelo”, concluyó el estadístico.

Tras el encuentro con la prensa, la ministra Bañuelos continuó las reuniones con su equipo de trabajo y González Villalobos para terminar de definir las acciones a emprender en los próximos días.

Video: Alicia Bañuelos y Álvaro González Villalobos

Nota y fotos: Emanuel Lorenzoni – Prensa Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Corrección: Mariano Pennisi.