Esta actividad se desarrolló en el marco del Plan Pasturas para Mi Provincia y favoreció a 14 productores del norte provincial.

Con el Plan se busca incrementar la producción de carne bovina en la provincia.

Con el Plan se busca incrementar la producción de carne bovina en la provincia.

Con los objetivos de aumentar la producción bovina provincial y recuperar ambientes degradados, técnicos pertenecientes al Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción sembraron 240 hectáreas de pasto llorón en los departamentos Pringles y San Martín.

Las acciones, que se enmarcan en el Plan Pasturas para Mi Provincia, beneficiaron a 14 productores de sistemas de cría bovina del norte provincial.

El Plan propone la siembra de pasturas megatérmicas en diferentes establecimientos productivos, que aumentarán la productividad forrajera de la provincia. En esta dirección, se busca incrementar la producción de carne bovina, aumentando así la carga animal por hectárea.

Además, la siembra tiende a recuperar ambientes degradados con el fin de conservar los recursos naturales y no comprometerlos para futuras generaciones. En este sentido, se realiza una siembra superficial de tres kilos de semillas por hectárea con arado de rastra.

Los próximos trabajos a realizar por los técnicos del Ministerio incluirán las inspecciones de los lotes sembrados para verificar la finalización de los mismos hasta el momento del pastoreo. Esto es debido a que el primer pastoreo debe realizarse luego de iniciada la floración, para asegurar de esta manera la resiembra natural y una adecuada implantación.

La siembra de pasto llorón apunta a recuperar ambientes degradados y conservar recursos naturales.

La siembra de pasto llorón apunta a recuperar ambientes degradados y conservar recursos naturales.

Sobre el pasto llorón

En nuestro país, el pasto llorón se encuentra principalmente distribuido en el sur de Córdoba, San Luis, La Pampa, este de Mendoza y oeste de Buenos Aires. En primavera, crece en forma de matas de hasta un metro de altura. En verano, florece para luego diseminarse a través de semillas.

Esta pastura megatérmica se adapta a suelos arenosos y de baja fertilidad, por lo que es muy utilizada para la fijación de médanos ya que posee una alta tolerancia al frío y a las sequías.

Nota y foto: Lucas Mirábile – Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.

Corrección: Berenice Tello.

Contenidista: Rosana Freite.