La actividad se desarrolló como parte de esta iniciativa del Gobierno provincial que promueve la actividad física todas las semanas en diversos puntos. Caminaron alrededor de tres kilómetros. El edificio escolar fue el punto de partida de la propuesta.

El ministro, Gastón Hissa, acompañó a los chicos en la correcaminata.

El ministro, Gastón Hissa, acompañó a los chicos en la correcaminata.

La clásica correcaminata, que pone en movimiento cada semana a los sanluiseños, desembarcó este martes en el Centro Educativo Nº 8 “Maestras Lucio Lucero” para que los estudiantes y sus vecinos inicien la semana con Actitud Saludable. Se trató de una nueva edición de esta iniciativa del Gobierno provincial que promueve la actividad física y la vida sana.

Las correcaminatas del Plan San Luis, Actitud Saludable, se centran durante la semana en escuelas y en sus ediciones sabatinas parten desde centros de salud y otros puntos de referencia en los barrios. Los encuentros son encabezados por el ministro de Inclusión Social, Gastón Hissa, quien se desempeña como secretario ejecutivo de la Comisión Interministerial que coordina esta política.

Respecto de la actividad en los colegios, el funcionario subrayó que “es muy importante que los chicos asuman lo positivo que es hacer ejercicios, ya que es un hábito que les garantizará una mejor calidad de vida”. Y remarcó que tanto las correcaminatas como la inauguración de plazas saludables, las bicisendas, las ciclovías y el Plan TuBi forman parte de un mismo objetivo. “Lo que se busca es que los sanluiseños adquieran hábitos saludables, se integren y realicen actividad física”, sostuvo.

Una sana costumbre:

Hissa puntualizó que las correcaminatas arrancaron en junio de 2014 y que han organizado más de 70 en barrios capitalinos y algunos puntos del interior. También, indicó que adicionalmente realizan, para quienes lo deseen, la medición de glucemia, control de presión, riesgo cardiovascular, talla y peso, y asesorías sobre nutrición y esquemas de vacunación. Asimismo, se puede acceder al test voluntario de HIV.

“Apuntamos a que todos nos preguntemos qué hacemos por nuestra salud y por la de quienes queremos para comprender que cuidándonos, comiendo de manera sana y realizando ejercicios, que no necesariamente deben ser exhaustivos ni complejos, podemos evitar problemas cardiovasculares y de hipertensión”, afirmó.
Menos sal, más deporte:

Acerca de los hábitos sanos, Hissa enfatizó que implica también una alimentación equilibrada, evitar el exceso de sal y tabaco, entre otras medidas. Y se refirió a la “pausa activa”, como medida adicional, que “consiste en dedicar unos minutos de la jornada laboral para hacer una gimnasia muy simple, pero que tiene enorme impacto para la salud física y emotiva”.

Además, añadió que “con media hora de actividad deportiva al día se pueden prevenir enfermedades crónicas no transmisibles”. Y aseveró que la propuesta ha servido como disparador para que muchos sanluiseños tomen la actividad física como rutina. “Esta idea se ha replicado no solo en escuelas sino que se han formado grupos y muchas personas individualmente comenzaron a caminar, correr o andar en bicicleta de manera periódica”, concluyó.

 

Nota y foto: Darío Calderón – Prensa Ministerio de Inclusión Social.

Corrección: Mariano Pennisi.

Contenidista: Emilce Martínez.