Ocho son las escuelas, diseminadas en distintos puntos de la provincia, donde la Federación de Judo San Luis dicta clases de Judo Social en forma gratuita. Dentro de sus objetivos se pretende potenciar la práctica deportiva y de los valores del olimpismo: cultural, humanístico, espíritu de superación, fraternidad, juego limpio, cooperación y camaradería deportiva. “Hacer al niño un multiplicador de acciones saludables, siendo el primer paso acercar a los chicos a los Juegos Intercolegiales”, dijeron los profesores de la Federación.

a

Judo Social: para nadie se quede sin practicar este arte marcial olímpico.

En el año 1996 la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) declaró al judo como el deporte ideal para la niñez. “Posibilita infinidad de situaciones de aprendizaje, destacando valores tan importantes como el respeto, el compañerismo, la disciplina y la constancia”.

En el año 2000 el Comité Olímpico Internacional (COI) declaró al judo como segundo deporte más completo, y termina diciendo: “el judo, desarrolla al niño y jóvenes, en su totalidad psicomotriz y fomenta su sociabilidad”.

Teniendo en cuenta la importancia de la práctica deportiva y la inclusión social, poniéndose a tono con la política provincial en materia de deporte, la Federación de Judo San Luis, a través de sus escuelas afiliadas y en conjunto con otras instituciones (clubes y municipios), dictan clases de Judo Social con la intención de que este deporte olímpico esté al alcance de todos los niños de San Luis.

Carlos Javier Torres, uno de los profesores a cargo de la escuela ubicada en el Club Centenario (Av. Centenario y San Juan) de la ciudad capital, expresó: “El objetivo del Judo Social apunta a que el niño desarrolle las capacidades y aptitudes en las diferentes situaciones de la vida cotidiana, afrontando la realidad a través del movimiento, e ir recreándose a medida que participa activamente dentro del proceso de socialización de la escuela de judo, logrando construir su aprendizaje con los otros, manifestando la confianza en sí mismo y cultivando su creatividad”.

Funcionan ocho escuelas de Judo Social en distintos puntos de la provincia. En Juana Koslay, la escuela de judo “Koslay” utiliza el SUM de la Escuela Técnica N° 37 en el Barrio Las Palmeras; en la ciudad de San Luis, además del Club Centenario, las escuelas de judo Los Indios de San Luis, Shiai y Sakura (Jefatura de Policía) brindan sus espacios para esta iniciativa.

a

El judo fue declarado por la UNESCO como el deporte ideal para la niñez.

Villa Mercedes y Concarán también poseen escuelas de Judo Social y en Tilisarao, el Polideportivo Municipal le abrió las puertas a esta disciplina marcial.

El único requisito es el certificado de buena salud y la información sobre días y horarios de funcionamiento de cada escuela podrá consultarse a la siguiente dirección de correo: federaciondejudosanluis@gmail.com.

“Este proyecto nació con la idea de ejecutar un plan de integración, experiencia y motivación donde se incluya a todas las personas de San Luis porque la realización regular y sistemática de una actividad física comunitaria ha demostrado ser una práctica sumamente beneficiosa en la prevención, desarrollo y rehabilitación de la salud, así como un medio para forjar el carácter, la disciplina, la toma de decisiones y el cumplimiento de las reglas, beneficiando así el desenvolvimiento del practicante en todos los ámbitos de la vida cotidiana”, señaló el presidente de la Federación de la especialidad, Fernando Vargas.

El Judo Social mira al niño en su totalidad, como ser integrador e integrado, destacando la identidad, contribuyendo a través de las técnicas de este deporte a formar un hombre, sano, creativo, solidario, capaz de ser protagonista.

 

Nota y contenidista: Adolfo González.

Fuente y fotos: Prensa Federación de Judo San Luis.

Corrección: Mariano Pennisi.