La justicia dispuso convertir en prisión preventiva la detención de un hombre de 27 años que se encontraba en las celdas disciplinarias de la Comisaría 6ª. El acusado fue trasladado en la tarde del lunes al Servicio Penitenciario Provincial.

Algunos de los elementos sustraídos por el acusado

Algunos de los elementos sustraídos por el acusado

El ahora procesado se llama Pablo Maximiliano Salama, tiene 27 años, vive en San Luis y posee antecedentes por delitos contra la propiedad, informó Relaciones Policiales.

El hombre fue aprehendido el miércoles 12 de agosto minutos antes de las 21:00, luego de que una mujer que pasó por la casa 43, de la manzana 15 del Barrio Juan Gilberto Funes llamó al 911 para alertar que dos desconocidos sacaban elementos del domicilio y los ocultaban: parte en un baldío y parte en una obra en construcción situada en las inmediaciones.

Móviles del Comando Radioeléctrico y de la Comisaría Sexta llegaron al lugar y detuvieron a ambos sospechosos.

En el lugar se secuestró: una mesada con bacha completa, prendas de vestir, un equipo de música y una conservadora.

De la inspección ocular que realizó personal policial, esa misma noche, se estableció que los ladrones habían forzado la puerta principal para ingresar al domicilio cuyos dueños tenían todo embalado, ya que pretendían mudarse a otra vivienda.

El cómplice de Salama, de apellido Bazán Ochoa, no pasó al establecimiento penal por no contar con antecedentes delictivos, según confirmaron las fuentes policiales.