“Abrazo”, “Palabras menos” y “El cerco”, los tres cortometrajes que compiten en la preselección del 63º Festival Internacional de Cine de San Sebastián, fueron exhibidos ayer en la Sala Berta Vidal de Battini ante un multitudinario público. La decisión del comité seleccionador se conocerá este viernes.

Familiares, amigos y profesionales del mundo audiovisual participaron de la exhibición de cortos de la ULP.

Familiares, amigos y profesionales del mundo audiovisual participaron de la exhibición de cortos de la ULP.

Los tres jóvenes directores formados por la Universidad de La Punta (ULP), que compiten con sus cortos en la etapa de preselección del 63º Festival de Cine Internacional de San Sebastián, cumplieron ayer uno de los mayores sueños de un cineasta: ver en pantalla grande el resultado del esfuerzo, el sacrificio, la creatividad y el trabajo en equipo.

La especial función tuvo lugar a las 19.00 en la Sala Berta Vidal de Battini del Centro Cultural Puente Blanco, ante un auditorio colmado de familiares, amigos y profesionales del mundo audiovisual, que a pesar del mal clima no dudaron en decir “presente”.

“Nos encantó poder trabajar profesionalmente, pensar más allá del aula. Este proyecto comenzó como un trabajo práctico y, luego, se transformó en un desafío profesional. Nos la jugamos al 175% para sacar lo mejor de nosotros”, destacó Samanta Mendoza, quien dirigió el corto “Palabras menos”.

- Agostina, Lucas y Samanta, cada vez más cerca del sueño cinematográfico de sus vidas.

– Agostina, Lucas y Samanta, cada vez más cerca del sueño cinematográfico de sus vidas.

Por su parte, Lucas Ramos, director de “Abrazo”, agradeció a los profesores que lo alentaron a presentarse en uno de los festivales más importantes del mundo, así como al equipo de trabajo que lo acompañó durante la pre- producción, rodaje y post- producción de su corto. “Ver nuestros filmes en pantalla grande es una verdadera alegría”, dijo con emoción.

En tanto que Agostina Losso, directora de “El cerco”, uno de los siete trabajos que componen el trabajo final de su carrera, afirmó: “Hacer este corto fue una experiencia súper enriquecedora. No lo hicimos como un trabajo práctico ni tampoco pensando en el festival sino con la idea de contar una historia. Creo que con entusiasmo y mucho esfuerzo todo es posible”.

Al término de esta breve introducción, las luces de la sala se apagaron, los espectadores se acomodaron en sus butacas y, en total silencio, la acción en la pantalla dio inicio.

Los cortos por sus directores

  • Palabras menos. “No nos pueden callar a todos”, repiten una y otra vez los personajes de este corto futurista donde la expresión dejó de ser una libertad. “Hablamos de revolución, familia, amor, miedo, ideales… Intentamos mostrar que, pese a todas las trabas que nos presenten, el cambio está en nosotros”, explica Samanta Mendoza.
  • Abrazo. En esta fuerte crítica a la sociedad y a los avances tecnológicos, Lucas Ramos analiza el uso exagerado de los medios de comunicación. “La principal víctima de esta gran movida de prensa son los abrazos: uno de los gestos de cariño más importantes de todos”, asegura Lucas.
  • El cerco. El encierro, la oscuridad, la soledad, el miedo y la redención. Así se puede sintetizar este dramático corto filmado en la expenitenciaría camino a Mendoza, donde un grupo de chicos son encerrados y, luego, encuentran la libertad gracias a la compasión de un guardia.

“Las escuelas de cine recomiendan no rodar de noche, con niños y mucho menos con perros. Nosotros hicimos todo eso y demostramos que se puede”, reconoció con picardía Agostina Losso.

Recién el 15 de agosto se conocerá si los tres cortos de la ULP quedaron entre los 15 mejores del certamen. Hoy, todo está librado a la decisión de un comité de selección, que deberá evaluar cientos de producciones realizadas por las escuelas de cine más importantes del mundo.

“Más allá del resultado consideramos que los chicos ya ganaron. Esta exhibición es el mejor cierre que podía tener la experiencia de aprendizaje que vivieron”, destacó Alberto Tricarico, docente de la carrera Guión y Dirección de Cine y Video.

Los alumnos de 1º y sus primeros pasos como cineastas

Previo a la exhibición de “Palabras menos”, “Abrazo” y “El Cerco”, se proyectaron seis cortos realizados por alumnos de 1º año de la carrera Postproducción de Cine, Video y Televisión, en el marco de la materia Realización I. Durante poco más de 20 minutos, el auditorio pudo conocer la primera experiencia fílmica de quienes están dando sus primeros pasos en la ULP.

El romanticismo en tiempos de la web, la infidelidad menos pensada, el chisme nuestro de cada día, revelaciones del futuro, el bullying y los héroes anónimos fueron algunas de las temáticas abordadas por los alumnos en “My sweet piglet”, “Dear deer”, “Dicen por ahí”, “Apocalipsis después”, “Llegó mi hora” y “Normal man”.

Informes: ciu@ulp.edu.ar – Tel: 4452000 (interno 6089)

 

Nota: Paula Bizzanelli – Prensa ULP

Foto: Axel E. Seleme