La conmemoración de la fecha se debe al curioso suceso ocurrido en el país, el 10 de junio de 1945, cuando se decretó “el cambio de mano” y los conductores que anteriormente circulaban por la izquierda, como en Inglaterra, debieron comenzar a hacerlo por la derecha, respetando la norma establecida en la mayor parte del mundo.

Desde el Programa Seguridad Vial, en los últimos años se han diagramado distintas actividades destinadas a reducir los siniestros en la vía pública.

Desde el Programa Seguridad Vial, en los últimos años se han diagramado distintas actividades destinadas a reducir los siniestros en la vía pública.

San Luis es una provincia que presta especial atención a la seguridad vial y a la concientización de los conductores.

Se han definido políticas de acción estatal que hacen a la seguridad vial y al progreso, como son los más de 800 km de autopistas, que significan que la provincia tiene el 45% de las autopistas del país, y los más de 3500 km de red vial pavimentada. Además, obras de infraestructura como el Viaducto del Portezuelo, que será inaugurado en los próximos meses, o los distintos ingresos a la ciudad y puentes que permiten un tránsito ordenado.

“Este es un día que debe usarse para la reflexión, para tomarse unos minutos y pensar como nos conducimos en la vía pública”, manifestó el ministro de Seguridad, Martín Olivero.

Desde el Ministerio de Seguridad, que tiene a su cargo el Programa Seguridad Vial, en los últimos años se han diagramado distintas actividades destinadas a reducir los siniestros en la vía pública. Estas acciones, apuntan a intensificar los controles vehiculares, que se vienen desarrollando todos los días del año en distintos puntos que resultan de mayor afluencia vehicular en la provincia, y a concientizar a los conductores actuales y del futuro, por medio de capacitaciones, sobre manejo responsable.

En toda la provincia, son alrededor de  150 los efectivos del Cuerpo de Tránsito, más de 300 los de la Policía Caminera, y 50 del Cuerpo de Seguridad Vial, los que cumplen funciones en procedimientos ordinarios y extraordinarios de control vehicular.

El personal de Tránsito, se aboca comúnmente a las zonas metropolitanas, mientras que la Policía Caminera, lo hace en las rutas provinciales o nacionales que atraviesan San Luis, y trabaja en conjunto con el Cuerpo de Seguridad Vial en los distintos operativos y en los Puestos Limítrofes.

A su vez, todos ellos cumplen funciones especiales en diferentes eventos como el Carnaval de Río en San Luis, las festividades del Cristo de la Quebrada y Renca, o en las carreras automovilísticas.

El Cuerpo de Seguridad Vial es quien trabaja directamente con los conductores del futuro. En el marco del Plan “La seguridad vial no es un juego”, visitan cada semana establecimientos educativos de la provincia con el fin de instruir a los chicos y a los docentes sobre normas de tránsito y manejo responsable de vehículos.

Durante todo el 2013 y el 2014, han sido capacitados más de 38 mil alumnos de todo San Luis, y se continúa con estas actividades en las escuelas, en las colonias de vacaciones en época estival, y en diferentes eventos donde sean requeridos.

“La provincia cuenta con la infraestructura necesaria y el personal calificado para llevar adelante acciones destinadas a formar a los conductores, pero es importante que se acaten las normas, se tome conciencia y se piense en el peligro que conlleva cometer un pequeño error”, puntualizó el ministro Olivero.

Nota y foto: Eugenia Catalfamo – Prensa Ministerio de Seguridad.