Desde el Programa San Luis Solidario, dependiente del Ministerio de Seguridad, se informó que el plazo de vigencia para pedir autorizaciones  para que los productores agropecuarios realicen quemas prescriptas en establecimientos rurales y forestales, se amplió hasta la segunda quincena del mes de junio.

Quema prescripta de pastizales realizada por bomberos de Buena Esperanza. Se ve claramente que el fuego termina en picadas perimetrales sin ningún peligro de expandirse.

Quema prescripta de pastizales realizada por bomberos de Buena Esperanza. Se ve claramente que el fuego termina en picadas perimetrales sin ningún peligro de expandirse.

La decisión se tomó debido a que el terreno en general de toda la provincia, todavía guarda la humedad de las precipitaciones acaecidas durante los últimos meses, como así también, a que las primeras heladas no llegaron a ser tan intensas todavía, de acuerdo a estudios realizados por técnicos en la materia.

El sistema de quema prescripta fue instaurado por el Gobierno de la provincia a partir del año 2010, a través de una resolución tomada en conjunto por los Ministerios de Seguridad, Medio Ambiente y del Campo, después de los devastadores incendios forestales producidos durante el año 2009 que dejaron más de 475.000 hectáreas quemadas, e inclusive pérdidas de vidas humanas.

Los indicadores mostraban que más del 80% de los incendios rurales y forestales se producían por fuego negligente de los productores agropecuarios. Ante esta realidad, se tomó la determinación de permitir la utilización del fuego como herramienta productiva, pero teniendo en cuenta diferentes recaudos que hacen a la reducción de riesgos y racionalidad en el uso.

Desde su implementación, la cantidad de hectáreas quemadas por incendios forestales se redujo ostensiblemente, en un 80% según estudios realizados por el Ministerio de Medio Ambiente, a un promedio de 27.000 hectáreas anuales.

“Fueron más de 350 las quemas prescriptas realizadas por Bomberos Voluntarios y la Brigada perteneciente al Programa; esto demuestra que la concientización por parte de los productores agropecuarios fue importante en cuanto a la aceptación del sistema, que es simple, seguro e inclusive fue copiado casi en su totalidad como sistema preventivo de incendios forestales y rurales por la Ley Nacional 26.813 en su  proyecto de reglamentación”, resaltó el jefe de Programa San Luis Solidario, Omar Mirán Terc.

En lo que respecta a la autorización de quema prescripta, esta se permite a aquellos productores que la solicitan mediante nota y previa visita de un inspector del Programa al establecimiento, descartando todo potencial riesgo al realizar la quema productiva, que es supervisada y realizada por parte de los bomberos o brigadistas de San Luis Solidario.

Para informarse sobre este sistema, las personas pueden comunicarse al teléfono de la Autopista de la Información, 4452000 interno 1116, al 0800-333-1174 o al 103 durante las 24 horas del día.

Nota y foto: Eugenia Catalfamo – Prensa Ministerio de Seguridad.