El gobernador de la Provincia, CPN Claudio Poggi, presidió el acto durante el cual se firmaron los convenios para llevar adelante las propuestas en el  marco de la Ley Provincial de Ordenamiento Provincial de Bosques Nativos (Nº IX-0697-2009). “Cuidar el bosque nativo significa invertir en la próximas generaciones; si nosotros lo arruinamos, deforestamos y talamos, hoy nos puede ir bien pero dentro de 10 años, nuestros hijos y nietos no van a tener nada”, sostuvo.

se firmaron los convenios para llevar adelante las propuestas en el  marco de la Ley Provincial de Ordenamiento Provincial de Bosques Nativos (Nº IX-0697-2009)

Se firmaron los convenios para llevar adelante las propuestas en el marco de la Ley Provincial de Ordenamiento Provincial de Bosques Nativos (Nº IX-0697-2009).

La rúbrica de los convenios se realizó en un acto, a las 17:00, en el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo, del que participó el primer mandatario acompañado por la ministra de Medio Ambiente, Daiana Hissa; el ministro del Campo, Gonzalo Amondarain; y el ministro de Salud, Gastón Hissa.

Además, participaron del acto los propietarios de los establecimientos y los representantes técnicos de los proyectos; el intendente de Villa Larca, Arnaldo Lastra; el intendente de Lujan, Hernán Gatica; el intendente de Anchorena, Aldo Muñoz; el intendente de Concarán, Facundo Domínguez; el intendente de Quines, Julio Gómez; el intendente de Cortaderas, Ramón Aparicio; el intendente de Navia, Osvaldo Olivera; y la intendenta de Villa de la Quebrada, Stella Lobos.

El gobernador destacó que los convenios aprobados son un paso adelante en “el cuidado del bosque nativo y la producción, que no son dos cosas antagónicas, sino que van de la mano”.

“Cuando hablamos del tratado de paz entre progreso y medioambiente, esto es un símbolo de ese tratado de paz”, reflexionó el primer mandatario y consideró: “Estamos conciliando el cuidado de nuestros bosques nativos con la producción, con el turismo y la generación de empleo”.

“Cuidamos y preservamos nuestro bosque nativo, pero no lo aislamos de las actividades económicas, lo integramos a la actividad económica, lo integramos a la ganadería, a la apicultura, a todos los derivados del bosque, al ecoturismo, es decir, el bosque nativo nos genera trabajo”, expresó Poggi.

El primer mandatario relató que “la forma de convencer a un empresario para que no contamine con su industria, es decirle que si sigue contaminando su fábrica se le agota en 15 años, y ni sus hijos ni sus nietos van a poder seguir la fábrica; ahí lo entienden”.

La ministra de Medio Ambiente dio a conocer que se invertirán $10.078.148 a través de los 53 proyectos. “La provincia de San Luis tiene un firme compromiso de poder proteger los bosques nativos, a través del desarrollo sustentable, esto significa que lo podemos usar pero sin dañarlos”, explicó Hissa.

La responsable de la cartera medioambiental expresó que una sociedad  “se define no solo por los árboles que planta, sino también por lo que decide no destruir inútilmente”. Y concluyó: “Porque conservar y restaurar los bosques nativos, produciendo en los bosques forestales, redundará no solo en una mejor calidad de vida de nosotros sino también de las futuras generaciones”.

A continuación, Hissa firmó los 53 convenios junto a los representantes de los proyectos de Conservación de Bosques Nativos 2014 y luego el gobernador firmó el decreto de homologación Nº 3119.

El gobernador presidió el acto durante el cual se firmaron los convenios para llevar adelante las propuestas en el marco de la Ley Provincial de Ordenamiento Provincial de Bosques Nativos.

los propietarios de los establecimientos y los representantes técnicos de los proyectos explicaron sus proyectos.

 

A través de los convenios de ejecución, se destinarán fondos para la conservación de los bosques nativos provinciales. Con estos, se adquirirán materiales, herramientas y la contratación de servicios y de mano de obra local para concretar los proyectos que se orientan a incentivar y desarrollar diversas prácticas productivas alternativas y amigables con el medioambiente, fomento del turismo y la investigación de las masas boscosas.

Uno de los proyectos privados más importantes es el que se llevará adelante en el emprendimiento “El Corralito”, del departamento Ayacucho. Allí, Sergio Quiroga Celi recibió $322.325 para preservar 2930 hectáreas de bosques de quebracho y algarrobo de alto valor de conservación. La inversión incluye la realización de prácticas de recuperación del bosque a través de clausuras dirigidas, picadas cortafuego, contratación de recursos humanos, enriquecimiento del bosque y programas de educación ambiental.

En el departamento Pueyrredón, el emprendimiento Santa Isabel, de Julio, José y Elías Raba también encarará una inversión. Se destinaron $152.052 para el desarrollo de un plan de manejo sostenible de 5660 hectáreas de bosque para realizar actividades silvopastoriles. “La mayoría de la superficie ha sufrido severos incendios forestales por lo que el bosque se encuentra en recuperación, acompañarlo en su desarrollo es muy importante”, destacó el jefe del Programa Biodiversidad, Jorge Heider.

También, en Pueyrredón, se invierte en el manejo de 3273 hectáreas de bosques de caldén y algarrobo. En este segundo año el emprendimiento Chischaca a cargo de Meilen S.A.A.C.F. e I. continúa con la realización de clausuras, cerramientos y la distribución de agua para asegurar una actividad ganadera sustentable.

En el sur, en el emprendimiento La Delfina de Claudia y Raúl Dassa, en el departamento Dupuy, también se trabajará en la protección de 7725 hectáreas realizando cerramientos que permitirán organizar un sistema de rotación ganadera, que proyecte la utilización racional del suelo. Se destinarán $116.999.

Por otra parte, se financiarán dos proyectos públicos muy importantes. El primero en el noroeste de la provincia, lleva adelante su tercera etapa. “Allí realizamos una acción pionera en el desarrollo de estrategias para la prevención de incendios. Realizaremos picadas cortafuego estratégicas para la protección de medio millón de hectáreas de bosques de algarrobos y quebrachos blancos. Se trata de un polígono de picadas que permitirán que los incendios no se propaguen, y en caso que haya, que se pueda trabajar de manera segura para sofocarlo”, subrayó Heider sobre el proyecto al que se destinaron $2.137.970 y que llevará beneficios a cientos de productores de toda la zona.

Otro proyecto público de gran relevancia es el Plan de Conservación del Bosque Nativo de la Comunidad Huarpe de la Tranca: Restauración, lucha contra la desertificación y actividades productivas sustentables. El objetivo principal del Plan es realizar una restauración ecológica de los bosques nativos de la Comunidad Huarpe con instancias participativas para garantizar su identidad cultural.

Se invertirán $10.078.148 en el cuidado del bosque nativo a través de los 53 proyectos.

Se invertirán $10.078.148 en el cuidado del bosque nativo a través de los 53 proyectos.

 

El Ministerio de Medio Ambiente implementará un sistema de control y monitoreo con la comunidad, revalorizando las funciones de sus bosques, fomentando las actividades productivas sustentables que lleven a un diseño de un manejo ganadero para la conservación del bosque nativo. “En este primer año se trabajará sobre la erosión en la remediación de cárcavas que afectan directamente al bosque y el desarrollo de un vivero para la reforestación de estas superficies degradadas”, detalló el jefe del Programa Biodiversidad.

En la oportunidad, el primer mandatario además firmó el llamado a licitación para la remedición del basural municipal de Concarán, localidad que ya dispone sus residuos domiciliarios en la Recicladora El Jote.

Video: Daiana Hissa, ministra de Medio Ambiente

Video: Roberto Luna, establecimiento “Huascara”

Video: José Navarro y Rodrigo Becerra, establecimiento “Don Nicolas”

Video: Roberto Boriossi y Martin Guarchet, establecimiento “La Monina”

Video: Establecimiento “Comunidad Huarpe de Guanacache”

Video: Jorge Heider, jefe de programa de Biodiversidad

Nota: Emanuel Lorenzoni / Paula Kraliczek.

Foto: Luciano Grangetto.

Video: Guillermo Ramón.

Edición: Maximiliano Bravo de Laguna.