David Nalbandian quedó conforme con su primera temporada en 2014. “Voy mejorando, pero me gusta no tener presiones y solo pasarla bien, sin objetivos”, explica. Este jueves estará dentro de la fecha del Rally Mundial que se largará en Merlo, San Luis. “Solo quiero llegar”, dice.

 "Esto es un hobbie para mí, aunque me gustaría ganar una carrera", dice el oriundo de Unquillo.

“Esto es un hobbie para mí, aunque me gustaría ganar una carrera”, dice el oriundo de Unquillo.

Fueron 13 años en el máximo nivel del tenis, ganando 383 de 589 partidos, conquistando 11 títulos de ATP, llegando hasta Nº 3 del ranking mundial (marzo de 2006) y alcanzando la final de la Copa Davis. Pero en la esencia de David Nalbandian había más que tenis. Fanático de los fierros, desde pibe, solía ir hasta los caminos cercanos a Unquillo para mirar el derrape de los autos de Rally.

Una costumbre cordobesa. Y por eso, ya antes de colgar la raqueta, en octubre del 2013, “el Rey David” quiso sacarse las ganas y se subió a un auto. Tal fue el fanatismo que, junto a su amigo Marcos Ligato, lanzó el Tango Rally Team y compitió en el 2014 en el Rally Argentino con un Chevrolet Agile. Su manejo evidenció claros progresos y terminó 17º en la general y 4º en la Copa Maxi Rally. Ahora, con su segunda temporada en marcha, competirá en el Rally Argentino dentro de la fecha del Rally Mundial que comenzará, la noche del próximo jueves, en San Luis. Será un Super Especial de tres kilómetros en la Villa de Merlo.

-Antes lo veías de afuera y ahora estás adentro del Rally Mundial, compitiendo con los mejores. ¿Cómo se siente?

-Es muy distinto ver el Rally Mundial desde afuera, como lo hacía yo con mis amigos, que ahora desde adentro, con todos los problemas que se generan en una prueba tan larga. Hay que estar muy concentrado durante jornadas muy extensas para cuidar el auto y hacer un buen tiempo.

-¿Cómo evaluás tu evolución como piloto?

-Bien realmente, yendo de a poco. Es un deporte nuevo para mí, recién estoy en mi segundo año. Hay gente que lo viene haciendo años y yo voy agarrándole la mano, mejorando de a poco.

-Es un hecho significativo igual. Hay pocos tipos en el mundo que han podido competir a un alto nivel en dos deportes. ¿Por qué creés que lo has logrado?

-Yo no creo estar compitiendo en el alto nivel del Rally. Esto es más un hobbie. Me gustaría tener una carrera y ganar alguna fecha de Rally, pero hay gente que lleva muchos años corriendo y yo quiero divertirme. Mejorar mi nivel, seguro, pero tomándolo con paciencia.

-¿Pero qué significa para vos, que jugaste al tenis al máximo nivel, correr ahora contra los mejores pilotos de Rally del mundo?

-Sí, obviamente que disfruto más correr que jugar tenis. La diferencia es que ahora no me pongo objetivos ni tengo exigencias. Y en el tenis era otra cosa, mucho entrenamiento y sacrificio. Acá es distinto, casi no me subo al auto hasta las carreras. Por lo que es incomparable.

-¿A qué aspirás en este Rally?

-A llegar. Es un rally muy difícil por la cantidad de kilómetros y los pisos como están por la lluvia que ha caído en Córdoba. Hay que tomarlo con paciencia, no mirar tanto los tiempos y cuidar más los autos.

-Y una predicción: ¿quién lo gana?

-El francés (Sebastian) Ogier viene con los méritos y tiene todo para ganarlo.

 

A los saltos o derrapando. “Nalba” lo soñó de chico y lo pudo cumplir desde el año pasado.

A los saltos o derrapando. “Nalba” lo soñó de chico y lo pudo cumplir desde el año pasado.

Nota: Julián Mozo

Foto: Tango Rally Team.