En pleno posoperatorio, el hombre al que se le realizó una delicada operación para extirparle un tumor de la lengua, evoluciona favorablemente y en breve iniciará el correspondiente proceso de rehabilitación.

Odontóloga a cargo del Programa Salud Bucal del Ministerio de Salud,  Carolina Galetto.

Odontóloga a cargo del Programa Salud Bucal del Ministerio de Salud, Carolina Galetto.

Cuando Nieves Rodríguez, de 69 años, acudió al Hospital del Sur para realizar una consulta odontológica, no imaginaba que tras dicha auscultación sería derivado y posteriormente intervenido quirúrgicamente, ya que desde hacía tiempo tenía consigo un tumor maligno con riesgo creciente.

“Quienes trabajamos desde hace años en el diagnóstico precoz de cáncer de boca sabemos que la mayoría de los casos el primer tratamiento es la cirugía, ya que brinda las mejores probabilidades de control al paciente. En el caso de Nieves, tenía una lesión en el borde de la lengua que no curaba desde hacía varios años, en los cuales había evolucionado”, precisó la odontóloga a cargo del Programa Salud Bucal del Ministerio de Salud,  Carolina Galetto.

“Por el tiempo transcurrido, lamentablemente no sabemos con certeza qué factor pudo provocar esa lesión que derivó en tumor -añadió la profesional-, ya que pudo haber sido un micro trauma por caries, una prótesis desadaptada, el hábito de fumar u otros causales”.

Galetto refirió que  “tras  consultar con un odontólogo de un CAPS, con muy buen criterio se decidió su derivación al Consultorio de Estomatología en el Hospital del Sur, a cargo de la odontóloga diplomada en oncología Silvia Delfino, donde se le realizaron los estudios pertinentes, confirmando el estudio anatomopatológico de la biopsia la presencia del tumor”.

El ministro de Salud, Gastón Hissa, destacó con este caso “la importancia de la detección temprana, que permite adoptar a tiempo los recaudos para asistir al paciente de una manera más efectiva, e incluso salvar su vida. El cuadro del señor Rodríguez es un claro ejemplo de ello, como también del criterio de los profesionales y el correcto funcionamiento de la red de atención, pues aunque desde hacía tiempo que llevaba consigo este tumor, el mismo se pudo detectar oportunamente y se actuó en consecuencia”.

El jefe de la cartera sanitaria añadió: “Tras el éxito de la cirugía, el paciente deberá adaptarse a la consecuente nueva forma de su lengua y consultar a otros especialistas, como también realizar controles más seguido, pero el riesgo al que estaba expuesto ya no existe”.

Desde el ámbito de la prevención, Gastón Hissa remarcó que “tanto en las campañas periódicas que desplegamos desde el ministerio, como en la constante promoción que realizan las diversas reparticiones de la cartera, en los hospitales, centros de salud y demás organismos sanitarios, sugerimos a la población que una o dos veces al año se debe consultar al odontólogo, solicitando que no sólo verifiquen el estado de nuestra dentadura y encías, sino también de los tejidos blandos como la lengua, labios, paladar y los demás, que en conjunto hacen a la funcionalidad de la cavidad bucal”.

 

Nota y foto: Alfredo Salinas – Prensa Ministerio de Salud.