Orlando Guerrero se acercó al chófer del micro para solicitarle que se detenga.

El colectivo de la empresa Falkland Islands Tours & Travel se encontraba recorriendo lentamente el camino de ripio que llevaba a los treinta veteranos sanluiseños a realizar la excursión prevista para el día. El pedido no era casual, era el momento de poner en marcha el plan personal que tenía en mente desde la partida de Terrazas del Portezuelo, el pasado jueves a la tarde.

Orlando se internó en soledad durante poco mas de dos horas en el Cerro Dos Hermanas

Orlando se internó en soledad durante poco mas de dos horas en el Cerro Dos Hermanas

En la falda oeste del Monte Dos Hermanas, el 6 de junio de 1982, las tropas británicas lo emboscaron a él y a sus compañeros. Aquel día quedaron regando suelo malvinense sus amigos Ordoñez, Olavarria y Cisterna. Había decidido visitar en soledad aquel lugar que lo marcó para el resto de su vida.

El haber podido volver solo al lugar fue una experiencia “espectacular”, tal como la define. “Si no fuera por mis hijas, creo que siento envidia por los vagos que están ahí” relata con la voz entrecortada por la emoción. Unos minutos después. contará que con la emoción que siente no sabe bien lo que está diciendo.

El ataque le llegó aquel día desde el lugar menos esperado: Desde la misma posición argentina. No eran sus compatriotas quienes les disparaban, fueron tropas inglesas que se infiltraron en la oscura noche para darles la cruel emboscada.

Orlando, cuando visitó Darwin, pudo rendirle el homenaje deseado al santiagueño Ordoñez. Su tumba estaba identificada. No tuvo la misma suerte con las tumbas del salteño Cisterna ni la del rionegrino Olavarria. Ellos descansan bajo una de las tantas lapidas que rezan “Soldado Argentino Solo Conocido Por Dios”.

Cada 6 de junio, en su querida Villa Mercedes, por iniciativa de quien fuera el querido cura gaucho, Monseñor Miranda, celebra una misa en conmemoración para recordar aquel momento.

Cuando habla piensa en el reencuentro con sus compañeros. Siente un peso difícil de explicar en su relación con Olavarria, habían cambiado los equipos y los roles en el combate, momentos antes de la emboscada.

Haber estado en el lugar, no fue una experiencia más, “muchas veces uno da vueltas en la vida para enfrentar un problema y lo mejor que uno puede hacer es enfrentarlo, y hoy fue un poco eso”.

Enviados especiales:

Nota: Diego Masci.

Fotografía y edición: Marcelo Lacerda.

Video: Diego Masci – Marcelo Lacerda.