La Junta Militar, que encabezaba Reynaldo Bignone, estableció durante la guerra un cerco a la prensa que filtraba la información relacionada con los ataques británicos a las posiciones argentinas. Una de las pocas imágenes de un ataque inglés que a principios de mayo de 1982 pudo saltar ese cerco, y que tuvo amplia difusión, fue el bombardeo realizado por las fuerzas inglesas al Aeropuerto de Puerto Argentino.

Los ataques sobre la pista no eran casuales. Poder anular la principal vía de despegue de los aviones de la Fuerza Aérea Argentina era una necesidad estratégica inglesa, tan estratégica, que fue una de las primeras posiciones que ocupó la Operación Rosario, el día que nuestros veteranos recuperaron las Malvinas.

La base militar de Mont Pleasant, que en aquel momento no existía, es hoy el aeropuerto más importante de la Isla, el aeropuerto Puerto Argentino, ubicado a 10 minutos del centro de la ciudad, es utilizado en la actualidad por la empresa estatal FIGAN para vuelos domésticos o de asistencia a barcos de altamar que se dedican a la actividad ictícola.

Rivaldo Jofre llegó el 2 de abril al aeropierto con el primer avión que aterrizó en eñ lugar

Rivaldo Jofre llegó el 2 de abril al aeropuerto con el primer avión que aterrizó en el lugar.

La estación aérea fue la última escala del recorrido que realizaron nuestros veteranos durante la jornada del domingo. Uno de los 30 héroes de aquella guerra que hoy estuvo en el lugar fue Rivaldo Jofre.

Arribó a este aeropuerto en el primer avión Hércules que aterrizó en las Islas, aproximadamente a las 9:00. “Fue un día histórico” no duda en definir aquella jornada.

Cada una hora, durante todo ese día, arribaron “las chanchas”, tal como los veteranos denominan al Hércules. Era imperioso llegar rápidamente con combustible, comestibles y pertrechos hasta las Islas.

Para él este aeropuerto es un lugar especial. “Me dio la bienvenida y fue el último lugar donde estuve, es el lugar donde llegaban los prisioneros. Acá viví la alegría de llegar y la tristeza de la despedida” cerca de uno de los hangares, agruparon a los prisioneros argentinos, el recuerdo de aquel momento es contundente “La llegada era desconsolada, algo que no se puede explicar”.

Desde Tilisarao a Malvinas, un recorrido necesario para sanar heridas en Marcelo Noyart

Desde Tilisarao a Malvinas, un recorrido necesario para sanar heridas en Marcelo Noyart

Muchos de los veteranos puntanos que hoy recorren la Isla han pasado por esta zona en 1982.

Marcelo Noyart hoy vive en Tilisarao y recuerda que estuvo aproximadamente una semana hasta que le asignaron su destino de combate, a él le toco defender la pista de aterrizaje de la Isla Borbón.

Los recuerdos del lugar lo emocionan, pero sabe que su momento más importante en este viaje lo va a vivir cuando en los próximos días visite el Estrecho de San Carlos “allí estuve prisionero durante más de 15 días, los 20 años lo cumplí prisionero” recuerda Marcelo.

El recorrido por las zonas aledañas al aeropuerto trajo a la memoria lo vivido en aquellos días. “Al ver el campo de batalla, el solo hecho de estar pisando la turba, caminar sobre la isla te recuerda eso, es emocionante, me pasan muchas cosas por dentro”, comenta Andrés Ponce.

Andrés Ponce fue uno de los veteranos que recorrió el aeropuerto

Andrés Ponce fue uno de los veteranos que recorrió el aeropuerto.

Ponce estuvo en el operativo de recuperación aquel 2 de abril. Participó de la toma de la gobernación y el aeropuerto. Recuerda el movimiento que tenía el lugar, era frenético, el combustible llegaba en unos pesados recipientes de goma y los pocos recursos humanos que hubo en el lugar, durante los primeros días, debían moverlos “pesaban muchísimo, el combustible era estratégico para poder trasladar a las tropas.” recuerda

Durante aquellas jornadas, parte de la aviación argentina estuvo destinada a llevar a nuestros combatientes hacia las Islas. “Los aviones Hércules, de Aerolíneas Argentinas o de Austral, bajaban las tropas en la pista y volvían rápidamente a despegar. La plataforma era escasa y no había lugar para que se queden” recordará Pedro Bolatti. Pedro llegó a Malvinas el 3 de abril, su misión se desarrolló entre el aeropuerto y el portaviones.

Pedro Bolatti se emocionó al recorrer el campo de batalla

Pedro Bolatti se emocionó al recorrer el campo de batalla.

Luego del recorrido por el campo de batalla, Pedro no duda en comentar que siente escalofríos al recordar el camino que debían recorrer sus compañeros para poder llegar hasta el aeropuerto, para reaprovisionarse con pertrechos y alimentos.

La estación aérea ha cambiado mucho en estos 33 años. Los permisos de pesca que entrega el gobierno británico sobre el mar argentino, es uno de los principales sustentos de la economía de las Islas.

Islas que, después de poco más de tres décadas, un grupo de 30 veteranos sanluiseños vuelven a pisar, en el recorrido por el territorio aparecen los recuerdos y con ellos un sentimiento que probablemente sea idéntico al expresado por Andrés Ponce, “tengo ganas de hasta llorar. De solo pensar que las habíamos recuperado y tener que entregarlas… yo no me recupero hasta hoy”.

Vídeo: Marcelo Nollar y Rivaldo Jofré

Enviados Especiales

Nota: Diego Masci.

Fotografía, video y edición: Marcelo Lacerda.