Con un acto presidido por el gobernador de la Provincia, CPN Claudio Poggi, el miércoles el Centro de Instrucción de Vuelo Valle del Conlara (CIV) dio inicio al ciclo lectivo. Son 50 los alumnos que comenzaron a transitar el camino que los llevará a convertirse en pilotos.

Son 50 los alumnos que comenzaron a transitar el camino que los llevará a convertirse en pilotos.

Son 50 los alumnos que comenzaron a transitar el camino que los llevará a convertirse en pilotos.

Creado por el Gobierno de la provincia con el objetivo de atender la demanda provincial, nacional e internacional, actual y futura, de recursos humanos calificados y con una formación sólida, el CIV comenzó el miércoles el dictado de clases con una matrícula de 50 alumnos. Entusiasmados, los alumnos, principalmente puntanos y muy jóvenes, ya imaginan su vida como pilotos.

En la decisión de Alessio Rivera, merlino y de 20 años, mucho tuvo que ver su abuelo Roque. Él lo incentivó a inscribirse y cumplir su sueño: “Era muy chico cuando realicé mi primer viaje en avión y sentí que quería ser piloto, nunca imaginé tener una escuela tan cerca y cuando me enteré de la existencia del CIV mi abuelo me dijo anímate e inscribite”, dijo mientras miraba a Roque, quien lo acompañó durante el acto de inicio del ciclo lectivo.

El caso del villamercedino Matías Galetto no es muy diferente del de Alessio. Galetto es uno de los pilotos de automovilismo más jóvenes de la Provincia y, motivado también por sus abuelos, decidió convertirse en piloto de avión: “Estoy muy feliz de comenzar esta nueva etapa en mi vida”, expresó.

“A mis abuelos les entregaron un folleto en una de las estaciones de peaje, me avisaron inmediatamente e hicieron conmigo las gestiones para inscribirme, siempre les gustó la aviación y me incentivaron a convertirme en el primer miembro de la familia que se dedique a ello”, contó Galetto.

Luca Cometta también es puntano y definió al CIV como “una de las mejores escuelas de Latinoamérica” y destacó el nivel de enseñanza: “La tecnología es de punta, los instructores son reconocidos y en pocos meses obtenés un título válido en el país y en el mundo”, dijo.

Ubicado estratégicamente en el predio del Aeropuerto Internacional Valle del Conlara, el CIV cuenta con un edificio único en el país, cinco aeronaves, tres simuladores con tecnología norteamericana, hangares e instructores reconocidos a nivel mundial. Otorga dos licencias, piloto privado de avión e instructor de simulador de vuelo y cuatro prácticas para la habilitación de las licencias de piloto comercial de vuelo, instructor de vuelo de avión, piloto comercial de primera y simulador de vuelo para todas las licencias con una modalidad de cursado teórico y práctica.

Consultas e información en  www.edasanluis.com.

Nota y fotos: Mariela Arrieta – Prensa Ministerio de Industria, Comercio, Minería y Transporte.