Mediante la realización de dos allanamientos, policías de la Comisaría Seccional 2ª, con la ayuda de efectivos del Departamento Informaciones y de la División Delitos, esclarecieron el robo a una Iglesia Evangélica en el Barrio 208 Viviendas de la ciudad de San Luis.

Personal de la Comisaría 2ª participó del esclarecimiento del hecho.

Personal de la Comisaría 2ª participó del esclarecimiento del hecho.

Uno de los allanamientos, realizado el pasado viernes por la tarde, tuvo resultado negativo, mientras que en el otro, efectuado en una casa situada en la calle Juan Cabrera al 3000, del Barrio 208 Viviendas, se secuestraron tres parlantes (dos de 1,5 metros de alto por 50 centímetros de ancho, y un tercero metálico con forma de trompeta), según detalló Relaciones Policiales.

En ese inmueble no estaba su propietario (un individuo de 20 años apodado “el Bebe”), pero se demoró a un amigo de este, de 18 años de edad apodado “el Lechuga” y de apellido Gatica, quien declaró que el resto de los elementos robados estaban en una compra-venta situada en la calle Aristóbulo del Valle antes de llegar a Sarmiento, según lo confirmaron las fuentes policiales.

Hasta allí fueron los policías y secuestraron tres ecualizadores, dos micrófonos y todo el cableado del equipo de sonido. El propietario del negocio en cuestión los entregó voluntariamente.

La Iglesia Evangélica damnificada del robo está situada sobre la avenida Sucre al 2590.

Su pastor, Walter Berlo, denunció que la madrugada del martes 3 de febrero, autores ignorados, previo violentar con una barreta la puerta principal del templo y romper el blindex, se apoderaron de los elementos que el viernes recuperó la Policía y cuyo valor monetario llega a los $80 mil.