El Tour de San Luis ofrece situaciones y sensaciones que son difíciles de transmitir en palabras si no se viven, si no se sienten. Como todos los años, el desarrollo de la carrera más importante de América trajo a la provincia periodistas internacionales que cambian el frío de Europa, por ejemplo, para vivir siete días de intenso trabajo bajo el sol. Muchos tienen como cita fija cada año esta competencia que así como crece en organización crece en la opinión pública mundial. Y muchos están acostumbrados a moverse al compás de las carreras más grandes que ocurren en el invierno argentino.

Más de 300 periodistas hicieron su trabajo y las imágenes del Tour dieron la vuelta al mundo

Más de 300 periodistas hicieron su trabajo y las imágenes del Tour dieron la vuelta al mundo

El trabajo es siempre frenético porque todos corren con el tiempo. Se olvidan del calor y pierden el hambre, al menos hasta que los medios para los que trabajan reciban la crónica final, las declaraciones, los videos y las fotos.

Al margen de eso, no es difícil creer que Roberto Bettini, fotógrafo italiano, se sienta triste porque todo llega a su fin, el día más caluroso del Tour. El como tantos es un apasionado del trabajo periodístico de campo y se ha pasado la vida trabajando en medio de las carreras de bicicleta. “Estoy triste. Llegó el final y no quiero volver, en Milán hace mucho fío. Acá el calor se siente lindo”, cuenta mientras hace las últimas imágenes de la previa en una siesta donde el termómetro parece haberse descontrolado, tanto que se siente una sensación térmica de 40 grados.

En estos nueve años del Tour de San Luis tampoco es difícil creer que los mejores medios especializados de ciclismos se convoquen en San Luis como una fecha fija. Que la organización haya adquirido el suficiente prestigio para ser la mejor competencia de Latinoamérica y que los ciclistas más importantes del mundo quieran venir cada año para iniciar la temporada que después los encontrará en buen ritmo para las tres grandes: el Giro de Italia, el Tour de France y La Vuelta de España.

A lo largo de los siete días, más de 300 periodistas se movieron para cubrir la competencia. Sus crónicas, sus videos y sus imágenes giraron por el mundo una vez más. Agencia de Noticias San Luis dialogó con los más especializados periodistas y vivió de cerca el trabajo; inclusive en el brindis de despedida que tuvo lugar en la Caja de los Trebejos, donde firmaron la promesa de volver el año próximo.

“Al principio nada de esto estaba. Yo era el único periodista internacional y no estaban las figuras que hoy sí tenemos. La organización ha crecido mucho y se la puede comparar con otras carreras en Europa, no las más grandes, pero sí otras que tienen gran importancia”.

“A medida que fue pasando el tiempo los mismos ciclistas que venían hicieron una gran publicidad, hablaron muy bien a sus colegas y eso permitió también que los equipos más poderosos estén acá. Al principio no venían porque no sabían de qué se trataba todo esto. Y ahora no esperaba encontrarme con esto, todo funciona muy bien. A la gente la recordaba, calurosa y apasionada. Esta carrera es muy importante para los corredores sudamericanos y es de gran importancia para el desarrollo del ciclismo en esta parte del mundo”.

Paolo Marabini (La Gazzetta dello Sport)

“Nos vamos realmente sorprendidos. Es la primera vez que vengo pero sabía de la existencia. Lo que no imaginaba era la dimensión de todo esto, que involucrara el trabajo de tanta gente y que fuera de un gran despliegue. Hay un gran clima, no podíamos creer que a las 2 de la madrugada la familia entera esté cenando en los bares y no encontráramos ni un lugar para sentarnos”.

“Creo que es una carrera con una gran identidad. Hay un fervor especial, hay una pasión que latina, la gente se preocupa, se acerca al ciclismo y aporta un calor especial”.

“Aquí están los medios más importantes y especializados del mundo. Después es el comienzo de temporada para los ciclistas, de modo que todos los ojos están puestos sobre San Luis. Lo único que falta aquí es que sea televisada; eso facilita el trabajo de la prensa. Además de sumar a lo que nosotros podamos contar significa una gran difusión turística, porque la gente ve El Amago y quiere venir. El ministerio de turismo en Francia es el Tour”.

Carlos de Torre (Agencia EFE de España)

Fernando García Llamas, Diario Marca

Carlos De Torres, de la Agencia EFE de España quedó sorprendido con el Filo de los Comechingones.

“Esta carrera tiene un signo particular sanluiseño, más humano y con más relación entre la gente y los ciclistas. Es lo que considero el verdadero ciclismo. Pueda ser que mantenga con el tiempo este espíritu y que vaya creciendo en prestigio. Como otros colegas, no había venido a San Luis, pero sí sabía que existía y que antes no se sabía nada de San Luis. Hoy en España se sabe que aquí cada año hay un Tour que trae muchas estrellas”.

“Después otra cosa que me sorprende es el ambiente, la calidez de la gente. Hoy con esta fiesta de despedida he quedado sorprendido, porque esto no ocurre en ningún otro lado. Seguramente con mis colegas españoles volveremos el año próximo”.

Fernando García Llamas (Diario Marca, de España)

Carlos De Torre, Agencia EFE, España. Se fue encantado con la trepada al Filo de los Comechingones

Fernando García Llamas, del Diario Marca de España vivió la carrera sanluiseña durante siete días.

“Es la tercera vez que vengo y creo que el Tour está más arraigado a la gente. Ha mejorado la infraestructura y las comodidades para nosotros. Y después que el ídolo de Latinoamérica, Nairo, ha decidido venir acá y eso es noticia en todo el mundo. Mucha gente acá se siente identificada con él. Es una carrera muy importante, junto con la que se realiza en Australia, y es muy cómoda de seguir. Tenemos todas las posibilidades para hacer nuestro trabajo y al conocer un poco más todo esto ya nos movemos con mucha más independencia”.

Ainada Hernando (Ciclismo a Fondo, España)

Ainara Hernando, Ciclismo a Fondo, España

Ainara Hernando, Ciclismo a Fondo, EspañaAinara Hernando, Ciclismo a Fondo, España

Nota: Catalina Ysaguirre

Fotos: ANSL