La enfermedad se transmite generalmente mediante contacto con aves domésticas, especialmente loros y catas. El Ministerio de Salud emitió un alerta epidemiológico a todo el sistema de salud de la provincia.

Se estableció alerta ante riesgos por psitacosis

Se estableció alerta ante riesgos por psitacosis

Ante la aparición, en el presente año, de los primeros casos sospechosos de psitacosis, detectados en Villa Mercedes y El Trapiche, el Ministerio de Salud de la Provincia emitió un alerta epidemiológico a todo el sistema de salud, a fines de sensibilizar a la población y extremar la vigilancia de dicho evento por parte del personal que se desempeña en centros de salud y hospitales.

La cartera sanitaria aplicó la medida a través del Área Vigilancia Epidemiológica, dependiente del Programa de Epidemiología y Bioestadística, luego de haberse tomado conocimiento de casos que, en principio, presentan cuadros afines con los síntomas de la enfermedad, cuya confirmación la darán los resultados de los correspondientes análisis.

La psitacosis es una enfermedad zoonótica infecciosa, aguda y generalizada, en la que interviene un reservorio animal (aves) como fuente de infección, con un cuadro clínico que puede variar entre infección sin enfermedad evidente, enfermedad febril inespecífica y neumonía.

Los casos sospechosos son tales al acusar síndrome respiratorio febril agudo con cefalea y neumonía atípica, con antecedentes de contacto o exposición a aves. Para la confirmación diagnóstica del caso sospechoso, se deben tomar dos muestras, una de secreción respiratoria y otra de suero. Estas muestras son enviadas al Laboratorio de Salud Pública, sito en Falucho y Junín, ciudad de San Luis.

 

Transmisión de la enfermedad

Cuando las aves están enfermas eliminan la bacteria al medioambiente a través de las secreciones oculares y respiratorias, excrementos secos y polvo de las plumas. Al secarse, este material permanece en el aire y es aspirado por las personas, que de esta forma se infectan.

A consecuencia de contraer la enfermedad, el cuadro comienza con una neumonía con afectación general, con hipertermia, cefaleas constantes, decaimiento general y astenia. Entre las 24 y 48 horas surge tos con expectoración escasa, en general mucosa y viscosa, en tanto que también pueden surgir ictericia, esplenomegalia y alteraciones del sensorio. Si bien la enfermedad suele ser leve o moderada, a veces puede ser grave, especialmente en los ancianos que no reciben tratamiento adecuado.

Las personas con psitacosis deben recibir antibióticos específicos, recomendándose los del grupo de las tetraciclinas, 10 a 14 días después de que se haya normalizado la temperatura corporal.

Se utilizan los siguientes medicamentos:

  • Tetraciclina 500 mg cada 6 horas (de elección)
  • Doxiciclina 100 mg cada 12 horas
  • Claritromicina 500 mg cada 12 horas
  • Eritromicina 500 mg cada 6 horas

 

Los contactos de la persona enferma (familiares o compañeros de trabajo) deben ser controlados para identificar a aparición de síntomas en forma precoz.

No se aconseja quimioprofilaxis a contactos de caso sospechoso, salvo situaciones epidemiológicas particulares, con el asesoramiento del Programa de Epidemiología.

La mejor prevención radica en evitar el contacto con aves que carecen de control veterinario o sanitario. La venta de animales silvestres en la vía pública (regulada por la Ley Nacional 22.421) es una actividad prohibida, los ejemplares comercializados de esta forma provienen de la caza furtiva, actividad tipificada como un delito penal en la legislación vigente. Se debe recordar a la población que no adquieran animales silvestres fuera de locales comerciales debidamente habilitados y que garanticen el origen legal de los ejemplares que comercializan.

Ante la sospecha de un caso de psitacosis, comunicarse con el Programa Epidemiología y Bioestadística:

Teléfono: 4452000/2010 ? Internos 3090/3123

Correo electrónico: programaepi@sanluis.gov.ar

Av. Serranías Puntanas Km. 783, Edificio Proyección al Futuro, Ala 2 ? 2° Piso

Terrazas del Portezuelo.

Nota y Foto: Alfredo Salinas-Prensa Ministerio de Salud.