Una mamá soltera de Cortaderas, Mónica Andrea Altamirano, simplificó con una frase lo que la adjudicación de su vivienda significa para ella. Tiene dos hijos con los que disfrutará de la tranquilidad de su hogar, ahora propio.

La mamá de Mónica elaboró un presente para el gobernador Poggi

La mamá de Mónica elaboró un presente para el gobernador Poggi

La vida para ella no ha sido fácil, pero transmite una enorme fe. El mayor de sus chicos se llama Alan Alexis (11) y el menor Rubén Godoy, porque nació un 2 de abril, el día en el que se conmemora a los héroes caídos en Malvinas y por esas tragedias que tiene la vida, ella perdió en esa guerra a su hermano Rubén Godoy, por eso y en homenaje a su memoria, lleva su nombre.

“Después de tener mis hijos, es lo mejor que me pudo haber pasado, estoy muy feliz” cuenta Mónica. Hacía siete años que vivía en esa casa del barrio Gregorio Lucero. Anteriormente. allí también había alquilado otro de sus hermanos, pero cuando él recibió su casa, ella aprovechó que quedaba desocupada para vivir ahí.

“Ayer, cuando recibí la noticia, mi mamá no sabía por qué me acerqué a ella llorando y al principio se asustó. Yo no sabía cómo explicarle que me habían llamado del Ministerio de la Vivienda con la noticia que me adjudicaban la casa”, fue un momento muy emotivo, que ambas vivieron entre lágrimas y abrazos.

De las 40 familias readjudicadas, la de ella fue una de las que tuvo la iniciativa de entregarle un presente al gobernador: “Siempre mi mamá decía que le iba a entregar algo de lo que hacemos nosotros. Ella trabaja en palma y mi papá en maderas naturales. Esta fue la oportunidad perfecta para entregarle este presente, una humilde muestra de nuestro enorme agradecimiento”, comentó.

Tan importante es para ella este momento que cuando participó días atrás de la Fiesta de la Virgen de la Medalla Milagrosa, lo que le pidió fue que la ayudara con la casa, “la verdad es que esto es increíble, gracias a Dios y al gobernador Poggi. Sé perfectamente que hoy en día hacer una casa es imposible”.

En cuanto al trámite, Mónica dijo que en el Ministerio de la Vivienda le brindaron toda la colaboración posible para que no tuviera que viajar desde Cortaderas, “siempre me mantenían al tanto del trámite. Muchas gracias a todos los que me ayudaron para llegar a esto, sinceramente estoy sin palabras, y sabía que, teniendo fe, todo se puede”, concluyó.

Nota y foto: María José Barroso – Prensa Ministerio de la Vivienda