La actividad organizada por el Ministerio de la Vivienda se desarrolló el sábado, por la mañana y por la tarde, en las ciudades de La Punta, San Luis y Villa Mercedes.

El recorrido por las 40 viviendas de La Punta que están casi finalizadas.

El recorrido por las 40 viviendas de La Punta que están casi finalizadas.

Los primeros recorridos se realizaron simultáneamente a las 10:00: En La Punta, en el barrio de 40 viviendas, que ya se encuentra en los últimos detalles de su construcción y en el predio del ex frigorífico San Carlos, donde se ejecutan 80 casas. Lo inestable del tiempo y una leve llovizna que en esos momentos caía en ambos lugares, no fue impedimento para que las familias se acercaran.

Ese es el caso de Lorena Rosales, que no se ha perdido ninguna visita: “Es algo religioso que todos los domingos caminemos en familia hasta aquí para ver cómo avanza nuestra futura casa, a pesar de que sabemos que no podemos ingresar al barrio. Estamos muy ansiosos y en especial mis hijos, que siempre me preguntan cuándo nos mudamos”.

Junto a su esposo Daniel tiene 4 chicos, Alejo (14), Lucía (12), Agustín (10) y Tamara (7), que por el frío y la lluvia no pudieron estar. Como Daniel estaba trabajando, sólo pudo escaparse para los últimos minutos de la visita: “La ubicación es inmejorable y estamos muy felices”, dijo.

También en el barrio de las 80 viviendas, Mariela, otra futura propietaria, fue con toda la familia, su suegra Carmen, su esposo Mario y sus hijas Quimey (6) y Brisa (11) que recién llegaba de su viaje de egresados de la primaria de la escuela Córdoba.

Mariela, su suegra Carmen, su esposo Mario y sus nenas Quimey y Brisa disfrutando con mate de la visita.

Mariela, su suegra Carmen, su esposo Mario y sus nenas Quimey y Brisa disfrutando con mate de la visita.

Son de Buenos Aires y eligieron San Luis hace 14 años: “estamos enloquecidos con la provincia, no la cambiamos por nada. Acá hemos logrado cumplir todos nuestros sueños y con la entrega de la casa el año próximo no podemos pedir nada más. Cada vez que hablamos con parientes que viven en Buenos Aires no nos creen todo lo que les contamos y si no lo estuviera viviendo, tal vez me pasaría lo mismo”, dijo Mario riendo.

Mariela por su parte, contó lo feliz que está con la ubicación y muy orgullosa comentó que podrá finalizar la secundaria gracias al Plan de Inclusión Educativa (PIE), “estoy muy entusiasmada con esa gran oportunidad y la voy a aprovechar al máximo”.

La visita en Villa Mercedes comenzó a las 18:00. Organizada en dos ingresos diferentes, por la magnitud de la futura urbanización, las 1000 familias pudieron acreditar sus datos en Amaro Galán y San Luis y en la calle Fortuna y proyección de Maipú.

Cientos de familias de Villa Mercedes partidiparon del recorrido del sábado

Cientos de familias de Villa Mercedes participaron del recorrido del sábado

El tiempo allí tampoco colaboró demasiado. El cielo cubierto de nubes oscuras amenazó con reanudar la lluvia que cayó al mediodía, pero cientos de familias dijeron presente a la segunda visita.

Para Julieta y su esposo Marcelo fue la primera vez que pudieron recorrer el barrio junto a los chicos, Sergio (7) y la beba, porque en la primera visita ella recién le habían dado el alta por el nacimiento de Selena, que ahora tiene apenas dos meses: “Ya podemos darnos una idea de cómo será el lugar. Sé que nuestra casa es la número 8 de la manzana 31. Nos emociona mucho, ya que actualmente estamos alquilando y todos los meses eso equivale a cinco cuotas de nuestra casa, una casa propia por la que pagamos $500 por mes. Va a ser un ahorro muy importante para nuestra familia”, contó Marcelo.

Familias vecinas de Villa Mercedes que aprovecharon la visita para comenzar a conocerse.

Familias vecinas de Villa Mercedes que aprovecharon la visita para comenzar a conocerse.

Ellos pudieron charlar con sus futuros vecinos, la familia de Melina y Darío, que también tienen dos hijos: Agustina (6) que estaba muy emocionada con la visita y Mateo de casi un año, que se quedó con la abuela porque la tarde estaba fría.

Darío explicó que en la visita anterior pudo charlar con otras dos familias de la misma manzana y se enteró de una enorme coincidencia: “dos casas más allá de la nuestra, una de las familias tiene una nena que también cumple los años el 19 de diciembre como Mateo y la de este otro lado, igual. Tal vez terminemos haciendo un cumpleaños comunitario para todos los niños ese mismo día”, dijo riendo.

Ellos también alquilan desde hace años y están tranquilos al saber que el año próximo sólo deberán pagar por la cuota de su casa propia.

Nota y fotos: María José Barroso – Prensa Ministerio de la Vivienda