Se hará a partir del proyecto “Capacitación para la producción y posterior comercialización de productos”. Está destinado a la Unidad 4 de Mujeres del Servicio Penitenciario Provincial.

En la Unidad 4 de mujeres se desarrolló el acto que encabezó el director del Servicio Penitenciario, Oscar Eduardo Papaño, y la presidenta del Consejo Provincial de la Mujer, Sandra Correa

En la Unidad 4 de mujeres se desarrolló el acto que encabezó el director del Servicio Penitenciario, Oscar Eduardo Papaño, y la presidenta del Consejo Provincial de la Mujer, Sandra Correa

El acto se realizó en la unidad de mujeres, donde se encuentran 17 reclusas, las que serán beneficiarias de este proyecto diseñado por la comisión de Empleo del Consejo Provincial de la Mujer. Tiene por objeto brindarles capacitación en mano de obra sobre confección y costura, en una primera etapa, aprovechando las máquinas con las que cuentan, y aprender a comercializar lo que producen, en una segunda.

En la Unidad 4 de mujeres se desarrolló el acto que encabezó el director del Servicio Penitenciario, Oscar Eduardo Papaño, y la presidenta del Consejo Provincial de la Mujer, Sandra Correa.

En la oportunidad, la directora de la Unidad de Mujeres, Gladys Aguilera, a cargo de la bienvenida, expresó, “me complace en nombre de esta unidad poder darles las bienvenida a los presentes y agradecer habernos elegido para inaugurar este primer proyecto de trabajo de la comisión de Empleo del Consejo Provincial de la Mujer”. Al tiempo de destacar que, “hablar de trabajo en el ámbito penitenciario es tener que recordar a los presentes que, conforme con lo establecido en la ley privativa de la libertad, éste constituye un derecho y no un deber del interno, se trata de una de las bases del tratamiento penitenciario y tiene fuerte incidencia en la formación, ya que  la capacitación y el desempeño de tareas laborales forman parte del proceso de adquirir hábitos de trabajo, permitiendo a los internos, el día de su regreso, emprender una nueva vida y realizarse como personas”. En sus palabras también agradeció al Ministerio de Inclusión por su colaboración en el material y las capacitadoras que puso a disposición para comenzar con los trabajos en el taller de costuras.

El proyecto tiene por objeto brindarles capacitación en mano de obra sobre confección y costura

El proyecto tiene por objeto brindarles capacitación en mano de obra sobre confección y costura

Seguidamente en su mensaje, Sandra Correa, titular del Consejo de la Mujer, se refirió al proyecto presentado, “que surgió de las primeras reuniones de las comisiones en las que trabajamos y con la idea de poder contener a mujeres con situación de privación de libertad y ofrecerles capacitación en oficio, para que el día de mañana puedan ponerla en práctica estando en libertad”.  “Una herramienta es lo que venimos a ofrecer para colaborar con ellas -precisó Correa-, para que puedan confeccionar sus productos y poder colocarlo en el mercado o circuito de comercialización que les permita tener un oficio y además una salida económica, porque es una realidad que muchas mujeres cuando salen tienen que mantener una familia, hijos y, si no tienen algún tipo de oficio, les cuesta más ser incorporadas al mundo de la actividad.

“Por eso la idea nuestra es ir un poco más allá, no sólo capacitarlas en un oficio, sino enseñarles a comercializar sus productos, saber manejar costos y qué tienen que hacer para que, eso que comienza como un oficio, lo puedan vender y mantenerlo vigente como un producto y tener un ingreso genuino”, precisó la presidenta del Consejo de la Mujer.

Contó, además, sobre las distintas acciones que se realizaron para poder poner en marcha la propuesta y agradeció el acompañamiento del Ministerio de Inclusión.

Luego de la presentación del proyecto, del que participaron integrantes de las distintas comisiones del Consejo de la Mujer, funcionarios del Ministerio de Inclusión, de Seguridad, representantes de la comisión de Derechos Humanos, capacitadores y cuerpo del servicio penitenciario; se realizó una recorrida por las instalaciones de la Unidad 4 y los talleres que desarrollan las 17 mujeres que cumplen condena, quienes también tuvieron la oportunidad de compartir un brindis de honor junto a las autoridades presentes.

 

Nota: Viviana Antonucci – Consejo Provincial de la Mujer

Fotos: Laura Cabrera – Ministerio de Inclusión Social