A sus 65 años, María Gladys Molina dio un gran paso en busca de cumplir su sueño: terminar los estudios primarios. Hace instantes, acompañada por Adelaida Muñiz, rectora de la Universidad de La Punta, se inscribió en el Plan de Inclusión Educativa (PIE) que lleva adelante el Gobierno de la Provincia. Ya son más de 8 mil los inscriptos en todo el territorio puntano.

La rectora de la ULP, Adelaida Muñiz, acompañó a Gladys durante su inscripción al Plan de Inclusión Educativa

La rectora de la ULP, Adelaida Muñiz, acompañó a Gladys durante su inscripción al Plan de Inclusión Educativa

El Plan de Inclusión Educativa (PIE) que lleva adelante el Gobierno de San Luis continúa sumando beneficiarios a lo largo de toda la provincia. Ya son más de 8 mil las personas que se inscribieron con la ilusión de finalizar los estudios primarios y secundarios.

A un paso de cumplir un sueño

María Gladys Molina tiene 65 años, es vecina de la ciudad de La Punta, trabaja en la ULP y, hoy, decidió dar un paso gigante en busca de cumplir uno de sus objetivos más importantes. Con la compañía de la rectora de la ULP, Adelaida Muñiz, Gladys se acercó hasta la Biblioteca Popular de La Punta, donde realizó la inscripción al plan educativo que le permitirá culminar sus estudios primarios.

“Terminar la escuela es algo que anhelé toda la vida. Cuando era chica tuve que dejar de estudiar porque vivía en el campo y se me hacía muy difícil llegar hasta el colegio. Hoy, gracias al gobernador Claudio Poggi, vuelvo a la escuela”, expresó Gladys luego de completar el formulario que la habilita para ser parte del plan universal.

Quizás sin darse cuenta, se transformó en un ejemplo de perseverancia y esfuerzo para su familia y las personas que la rodean. “Tengo cinco hijas mujeres y nietos grandes. Ellos están felices de que pueda cumplir mi sueño. Saben que dediqué toda mi vida a ellos. Ahora llegó el momento de pensar en mi realización personal”, comentó.

Finalmente, se refirió a su organización para poder trabajar y estudiar. “Lo que uno se propone, se puede cumplir. Será cuestión de acomodarse con los horarios.Trabajar y estudiar es salud, así que no habrá ningún problema”, concluyó.

 

Nota y foto: Prensa Universidad de La Punta