Una de las principales lluvia de estrellas del año iluminará el firmamento de la provincia. Este miércoles se espera que alcance su máximo esplendor y podrá ser vista en todo San Luis.

Desde el Parque Astronómico de la ULP informaron que el fenómeno astronómico tendrá su punto máximo por la medianoche.

Desde el Parque Astronómico de la ULP informaron que el fenómeno astronómico tendrá su punto máximo por la medianoche.

El cielo puntano brillará nuevamente ante una imponente lluvia de estrellas Táuridas el, sur en la madrugada del miércoles. El fenómeno podrá observarse –si el clima lo permite- en toda la provincia, y alcanzará su punto máximo pasada la medianoche.

El Cometa Encke es la fuente la lluvia de estrellas de las Táuridas de sur. Cuando la Tierra pasa a través de esta estela durante su órbita alrededor del Sol, las dos ramas más densas de los desechos se queman en nuestra atmósfera causando las lluvias de meteoros Táuridas del sur y del norte.

En el caso de las Táuridas del  sur, que podrán verse después de medianoche, se espera una cantidad cercana a diez estrellas fugaces por hora. Debido a la fase lunar en cuarto creciente, no serán fáciles de observar. Aun así, es posible divisar alguna estrella fugaz de esta lluvia ya que las mismas suelen ser lentas y brillantes.

¿Qué son las estrellas fugaces?                                           

Las lluvias de estrellas se producen cuando nuestro planeta atraviesa un enjambre de partículas desprendidas de un cometa y las mismas, compuestas mayormente de hielo y de tamaños que van desde una mota de polvo hasta una pelota de ping pong, entran en nuestra atmósfera vaporizándose.

El resultado es una traza de luz producida por el aire que se ioniza al ser impactado por estas partículas entrando a alta velocidad y lo conocemos como “estrella fugaz”.

Recomendaciones para ver lluvia de estrellas:

  • Alejarse de las luces de la ciudad
  • Esperar a que los ojos se adapten a la oscuridad
  • La hora indicada para observar el fenómeno es después de la medianoche.

 

Nota y foto: Prensa Universidad de La Punta.