Un hombre de 58 años fue encontrado sin vida en un campo distante a 15 kilómetros de Virorco. Personal de la División Homicidios investiga las circunstancias en las cuales murió, ya que se lo halló con un disparo en el parietal derecho.

El cadáver de Barroso se llevó a la morgue de San Luis donde se l le practicó la necropsia.

El cadáver de Barroso se llevó a la morgue de San Luis donde se le practicó la necropsia.

El cuerpo sin vida de Miguel Ángel Barroso, un puestero de 58 años de edad fue trasladado a la morgue judicial de San Luis y en horas de la tarde  del miércoles  se le practicó la necropsia estableciendo como causa del deceso un disparo de arma de fuego en el parietal derecho, detalló Relaciones Policiales.

Por tal motivo se labran actuaciones caratuladas como “Averiguación de homicidio” con intervención del Juzgado de Instrucción  en lo Penal y Correccional Nº 3 a cargo de la doctora Virginia Palacios Gonella.

Personal policial al realizar una inspección en la casa que habitaba  Barroso observó  la rotura de la tela mosquitera de una ventana  y se halló un arma de fuego calibre 38. Esta arma se encontró alejada del cuerpo y en un lugar oculto por lo que se descartó, en primera instancia, que fuera el arma homicida. Además se realizó el secuestro de un rifle de aire comprimido y las fuentes policiales confirmaron que en el lugar del hecho  no se observó signos de lucha.

El pasado lunes,  27 de octubre, a las 10:00, los policías  de Comisaria 17º de la localidad de El Trapiche tomaron conocimiento que  en el campo Los Manantiales,  distante a 15 km al suroeste de Virorco, se hallaba  el cuerpo sin vida de un hombre, quien posteriormente fue identificado como Miguel Ángel Barroso, el que se desempeñaba como puestero.

Oscar Barroso, primo del fallecido, fue a visitarlo en horas de la mañana y lo encontró tendido sobre el piso  cerca de una mesa. Según su declaración, el martes 21 había concurrido al campo para llevarle insumos y ver a los animales y allí se encontró con el macabro hallazgo.