El Ministerio de Medio Ambiente avanza en la concreción de la quinta Planta de Reciclado y Tratamiento de la Provincia que se construirá en Nueva Galia para tratar más de 11 toneladas de residuos diarias que generan las localidades de Buena Esperanza, Unión, Nueva Galia, Bagual, Fortuna, Fortín El Patria, Arizona, Anchorena y Batavia.

La ubicación se consensuó la semana pasada con los intendentes involucrados ya que la localidad se encuentra equisdistante de las otras 8 que dispondrán allí sus desechos. La obra se realizará en un predio situado a 2,5 km al este de la localidad de Nueva Galia. El terreno cuenta con 22 hectáreas donde se ubicará también la planta de tratamiento de efluentes cloacales del municipio.

Las características de esta quinta planta serán similares a las otras, sólo que en este caso se suman las estaciones de transferencia que son necesarias debido a las distancias que separan las localidades. Las obras comenzarán a principios de 2015.

En pocos días más el Ministerio dará otro paso al firmar con los municipios beneficiados un Acta Acuerdo donde los intendentes asumen el compromiso de clausurar los basurales en cuanto comience a funcionar Planta, pagar un canon por el traslado y procesamiento de los desechos y  traspasar por 30 años al Gobierno de la Provincia la propiedad de los Residuos Sólidos Urbanos que se generen.

Actualmente el Gobierno de la Provincia cuenta con una planta el pleno funcionamiento, El Jote en Carpintería, está casi lista la Planta del Centro Este, construida cerca de Quines, que se inaugurará a fin de año y muy avanzada la del Noroeste, en inmediaciones de La Toma, que comenzará a funcionar a principios del año próximo. También está avanzada la Metropolitana, en Donovan. Para la del departamento Pedernera  ya está avanzado el diseño ejecutivo.

“Estas obras mejoran directamente la calidad de vida de los vecinos al erradicar los basurales a cielo abierto, pero además implica ocuparse de un problema que es mundial y nada menor: el procesamiento de la basura. Las plantas tienen como fin la autosustentabilidad, que se conseguirá con la incorporación de biodigestores, alimentados con los desechos orgánicos. La puesta en funcionamiento de las recicladoras es el inicio de un círculo virtuoso donde la tecnología está al servicio del medio ambiente”, destacó la ministra, Daiana Hissa.

Personal de El Jote trabajando

Nota y foto: Prensa Ministerio de Medio Ambiente