El Ministerio de Salud dictó, a modo de medida preventiva, un alerta para el sistema sanitario para adoptar acciones tendientes a la detección inmediata de casos de botulismo.

El ministro de Salud, Gastón Hissa

El ministro de Salud, Gastón Hissa

Así lo confirmó el titular de la citada cartera, Gastón Hissa, quien remarcó que “es una medida propia para ésta época del año, en la que comienzan a registrarse temperaturas más elevadas y, haciendo más propicia la aparición de estos casos. No obstante, hasta el momento se han confirmado cuatro cuadros de dicha patología, en tanto que uno se encuentra con carácter de sospechoso”.

El funcionario recalcó que “la medida apunta a extremar los cuidados correspondientes a todo el sistema de salud con respecto a la vigilancia y notificación inmediata y oportuna de casos sospechosos de esta enfermedad, para actuar en consecuencia”.

[soundcloud]https://soundcloud.com/ansl/gaston-hissa-conferencia-de-prensa-10[/soundcloud]

Por su parte, el responsable de Epidemiología y Bioestadística del Ministerio de Salud, Cristian Cano, explicó que los casos sospechosos “se presentan en niños menores de un año, comenzando con estreñimiento, inapetencia, indiferencia, ptosis palpebral (descenso permanente del párpado superior), dificultad para deglutir, pérdida del control de la cabeza e hipotonía, que evoluciona hasta aparecer debilidad generalizada (lo que se conoce como el bebé “laxo”) y, en algunos casos, insuficiencia y paro respiratorio. En caso confirmado se establece con la identificación de la toxina botulínica específica en el suero, las heces, el aspirado gástrico o en el alimento sospechoso”.

Nota: Alfredo Salinas-Prensa Ministerio de Salud

Foto: Marcelo Lacerda-ANSL

Video: Gabriel Pascuali