En menos de 20 minutos, la ciudad de San Luis se transformó rápidamente. La habitual calma de la siesta se alteró con un fuerte temporal de lluvia, viento y granizo que se abatió sobre la ciudad capital y zonas aledañas. Cayeron casi 100 milímetros y las calles quedaron inundadas con autos atascados y domicilios y comercios invadidos por el agua, entre otros problemas.  

La avenida Illia y Lafunur, uno de los lugares que se inundó

La avenida Illia y Lafunur, uno de los lugares que se inundó

Después del “calorcito” que acompañó toda esta semana llegó la lluvia, que cruzó en la tarde de hoy, a la ciudad de San Luis. En menos de veinte minutos una tormenta dejó múltiples inconvenientes: la Avenida Lafinur a la altura de Illía quedó intransitable, en el centro y microcentro puntanos varios comercios tuvieron que lidiar con el agua que inundó los locales, los grandes tachos de plástico de basura (contenedores) fueron arrastrados por la corriente, que se desplazaba por las calles y veredas céntricas. En los distintos barrios de la ciudad también se repitió la misma escena con calles inundadas e intransitables.

La fuerte lluvia, el viento y el granizo se abatió sobre la ciudad capital y zonas aledañas.

La fuerte lluvia, el viento y el granizo se abatió sobre la ciudad capital y zonas aledañas.

“En los barrios 1º de Mayo y Eva Perón, las arterias quedaron colapsadas, se levantaron las bocas de las cloacas y provocó hundimientos e inundación de viviendas”, informó el jefe de Emergencia de San Luis Solidario, Adrian Heredia. Y agregó que se atendieron más de 30 llamados en el lapso de una hora.

La tormenta también afectó a otras localidades, como a Juana Koslay, donde cayó abundante granizo. En La Punta no hubo tanta agua, pero si se sintió un fuerte viento.

En El Trapiche, epicentro de la fiesta del estudiante, también llovió, aunque no se registraron destrozos en el lugar. El jefe de Relaciones Policiales, comisario inspector Carlos Pereyra, comentó que hay una alerta: “Los chicos no deben estar cerca del río, ya que puede producirse una crecida del Río Virorco o del mismo Río Trapiche”.