Cada punto de devaluación del peso implica un crecimiento de $ 1.000 millones en el stock de deuda provincial, ya que la deuda en moneda extranjera correspondiente a títulos públicos y organismos internacionales ya representa el 54% del total de la deuda provincial ($ 100.562 millones), cuando ese porcentaje en 2011 no superaba el 30%. De ese modo analiza hoy Ámbito Financiero la situación a la que se exponen las jurisdicciones provinciales que mantienen deuda.

 

Diario Ámbito Financiero

Diario Ámbito Financiero

A continuación se reproduce el artículo publicado por el diario Ámbito Financiero:

Cada punto de devaluación del peso implica un crecimiento de $ 1.000 millones en el stock de deuda provincial, ya que la deuda en moneda extranjera correspondiente a títulos públicos y organismos internacionales ya representa el 54% del total de la deuda provincial ($ 100.562 millones), cuando ese porcentaje en 2011 no superaba el 30%.

La conclusión pertenece a la consultora Economía & Regiones, que sostiene además que “una hipotética continuidad de este proceso intensificará la exposición provincial al riesgo cambiario, teniendo en cuenta que sólo el 5% de los ingresos dependen de la evolución del dólar (regalías y Fondo Sojero)”.

El informe analiza los datos de ejecución de las provincias al primer semestre y señala que se vuelve a evidenciar una mayor prudencia fiscal por parte de las administraciones locales, con un superávit financiero que se habría incrementado de $ 7.600 millones a $ 13.800 millones durante los últimos 12 meses.

Sin embargo, la consultora vislumbra una profundización de la desaceleración en el crecimiento de los ingresos durante el segundo semestre, a partir de una mayor caída del nivel de actividad, que rebota en el 70% de los ingresos subnacionales por el impacto en Ingresos Brutos, Sellos, IVA y Ganancias.

“Para la segunda mitad del año, esperamos un escenario más desafiante para las provincias”, afirma el estudio, y destaca que la desaceleración de los recursos “se traducirá en la pérdida del superávit acumulado durante la primera mitad del año, junto a un ajuste en la dinámica del gasto para evitar que el desequilibrio fiscal se dispare en mayor medida”.

En esa línea, estiman que el déficit financiero se incrementaría un 117%, pasando de $ 6.700 a $ 14.500 millones, en tanto que el resultado primario dejaría de ser superavitario ($ 990 M en 2013), para presentar un rojo de $ 4.500 millones.

Un rol clave jugará el vencimiento durante ese período de $ 15.500 millones, de los cuales casi $ 4.000 millones (u$s 430 millones) corresponden a vencimientos de títulos en moneda extranjera, emitidos bajo ley internacional. Si la lupa en ese rubro se amplía a 2015 la preocupación crece, ya que “sin incluir el impacto de la devaluación esperada”, los vencimientos totales se expandirían en un 35% (+ $ 10.000 millones).

“Teniendo en cuenta la totalidad de provincias que han emitido títulos de deuda en el exterior, para 2015 se esperan vencimientos por u$s 2.271 millones, 167% más que lo previsto para 2014”, destaca la consultora. “En un escenario de fuerte restricción de acceso a las divisas, sería esperable que esas jurisdicciones busquen llegar a un acuerdo con sus acreedores que les permita renovar los vencimientos”, agregaron.

Por su parte, las colocaciones de deuda en el mercado de capitales doméstico volvieron a presentar una caída interanual, contrayéndose un 23%, frente al 29% observado en el primer trimestre de este año.

Las provincias emitieron $ 4.572 millones de los cuales $ 2.563 millones correspondieron a Letras de Tesorería y $ 2.009 millones a títulos de deuda pública, de los cuales $ 1.616 millones fueron pesos ajustables al tipo de cambio oficial (dollar linked) y el resto en pesos ajustables por Badlar.

Gráfico diario Ámbito Financiero

Gráfico diario Ámbito Financiero