En una jornada plagada de sonrisas y lágrimas de felicidad para los adjudicatarios, el Gobierno de la Provincia entregó viviendas de los planes Progreso y Sueños a vecinos de la localidad. A las 19:30, la ministra de la Vivienda, Cecilia Lucero, encabezó la actividad.
El gobernador, CPN Claudio Poggi, no pudo estar presente debido a que a la hora del acto en San Jerónimo, aún continuaba entregando las llaves de sus hogares a las últimas 150 familias de la zona sur de la ciudad de San Luis. Por ese motivo, la ministra Lucero, les dejó a los vecinos, un afectuoso saludo de parte del primer mandatario.

Cinco familias de la localidad de San Jerónimo recibieron sus viviendas

Cinco familias de la localidad de San Jerónimo recibieron sus viviendas

Los funcionarios provinciales fueron cordialmente recibidos por la intendente comisionado, Lorena Cardinali y su equipo. Acompañando a Lucero estaban los ministros de Inclusión Social, Federico Tula Barale y de Deportes, Arnaldo Lastra, entre otros funcionarios. Inmediatamente después, comenzó la entrega de las carpetas con los contratos y las llaves de las viviendas.
Sumando las seis casas adjudicadas meses atrás, en la localidad de San Jerónimo, el gobierno de la provincia cumplió con el cien por ciento de los inscriptos. 


Feliz coincidencia


El matrimonio de Eva y Roberto, minutos antes de recibir su casa en San Jerónimo, compartía con su hija Mercedes una experiencia idéntica. Como si lo hubieran podido planificar, ella también vivió uno de los momentos más felices de su vida, al recibir las lleves de su casa de manos del gobernador Poggi, en el flamente barrio de 150 viviendas de la zona sur de la ciudad de San Luis: “La felicidad que sentimos no puede ser más completa. Nosotros recibimos nuestra casa y mi hija que vive en San Luis también. Increíble. Algo hermoso realmente”, contó Eva emocionada.
Ella es la responsable de honear el único y más rico pan casero que se puede comprar en San Jerónimo y junto a su esposo están muy orgullosos de ser tan queridos y respetados en el pueblo: “Es preciosa – dice Eva mirando su casa – muy linda. La esperamos tanto tiempo que ahora no la quiero dejar ni para buscar nuestras cosas y mudarnos” dijo entre risas y continuó, “es muy cómoda para nosotros, pero ya pensamos en ampliar para poder trabajar con la panificación, porque al cuarto extra lo vamos a usar para recibir a la familia”. Además de Mercedes, tiene otros tres hijos, dos de los cuales no viven en San Luis. 

Nota y foto: María José Barroso – Prensa Ministerio de la Vivienda.