Ramunas Navardauskas, corredor del Garmin Sharp que debutó este año en San Luis, se quedó con la 19ª etapa del Tour de Francia, 208 km entre Maubourguet val d’Adour y Bergerac en los que hizo buen esfuerzo y con la planificación de su equipo  llegó solo a meta.

Navardauskas reina en el caos

Navardauskas reina en el caos

El tramo era completamente plano, a excepción de una corta pero muy exigente colina a 13 kilómetros de la conclusión, punto en el que el pelotón neutralizó a los escapados del día y donde también Navardauskas lanzó su ofensiva, coronando el puerto con escasos 20 segundos que, así y todo, logró sostener.

La lluvia, presente una vez más, y el complicado camino al arribo jugaron a favor del lituano, que consiguió de este modo salvar la participación de Garmin en la ronda gala, donde sólo nueve de las 22 escuadras pudieron ganar.
A sus espaldas se produjo una caída en la que se vio involucrada gente de importancia, como Peter Sagan, viejo conocido de los puntanos, quién no sufrió daños mayores y ya es campeón de la clasificación por puntos.

El eslovaco de Cannondale acumula 417 unidades contra las 253 de Byan Coquard, su más inmediato perseguidor.
En lo que a la general refiere no hubo modificaciones puesto que el incidente fue dentro de los 3000 metros finales, límite en el que se neutralizan los tiempos en caso de caída.

Vincenzo Nibali está un paso más cerca de coronarse campeón, por lo que ingresará al selecto grupo de ciclistas que consiguieron imponerse en las tres grandes: Giro, Tour y Vuelta. Pero antes, deberá sortear la contrarreloj de mañana, un trazado de 54 kilómetros en los que la lucha será por el 2° y 3° lugar del podio.

Texto: Pablo Martín Palermo