Tras recibir el pasado jueves el certificado de adjudicación de su vivienda, miles de chicos podrán disfrutar de sus nuevos hogares y sus padres proyectar todos sus anhelos. “Honramos los compromisos asumidos”, destacó el primer mandatario, CPN Claudio Poggi, durante el acto.

Felices los preadjudicados con los certificados

Felices los preadjudicados con los certificados

Con la certeza de tener su hogar propio, estas familias podrán planificar todos sus deseos. Así lo cree Gabriel (40) quien se proyecta hacia el futuro junto a su esposa y su hija, y planea agrandar la familia. Igual que Mario y Carla, quienes estaban esperando esto desde el 2012, cuando se inscribieron, “Ahora somos tres pero con esto podemos pensar en sumar más integrantes a la familia”, dijo Mario con una mirada cómplice a su esposa.

El destino en Villa Mercedes

José llegó a San Luis desde Jujuy y Daniela desde La Rioja, sus vidas se cruzaron en Villa Mercedes y les dio un hermoso bebé, Alejo. “Tener un hogar para que él pueda crecer feliz no tiene precio. Estamos llenos de alegría porque ahora tenemos nuestro lugar en el mundo”, dijo emocionado José mientras abrazaba fuerte a su esposa.

La historia de José y Daniela comienza en La Rioja. Hace 10 años decidieron cambiar el rumbo de sus vidas y establecerse en tierras mercedinas. “Estamos felices, este era un sueño pero ahora es una realidad”. La familia de tres integrantes vive en una casa prestada, pero estaban complicados porque la tienen que devolver pronto. “Esto nos cae como anillo al dedo. Cuando recibimos la noticia no podíamos parar de llorar. Ahora sabemos que a esto no nos lo puede sacar nadie”, dijo Daniela con lágrimas.

Después de tanto esperar llega la recompensa

Muchas familias, como la de Omar y Lía, hace años que esperan el momento de poder darle a su familia un techo. “Después de siete años de espera, alquilando, ahora se cumplió nuestro sueño. Escuchamos que estaba en proyecto la adjudicación y no me aguante más y me fui en la moto a averiguar, y me dijeron que estábamos adjudicados”, aseguró Omar sin ocultar su ansiedad y agregó: “En la familia somos cuatro, tenemos dos hijos. Ya estamos viendo cómo vamos a ampliar la casa. Ya compré materiales y ladrillos y de apoco lo vamos a ir armando”.

Cecilia contó que cuando se anotó para salir beneficiada con la vivienda su hija tenía 10 meses “ahora en agosto cumple cuatro años”. Ella es madre soltera y vive con su mamá y su hijita. “Estamos muy contentas porque hace mucho que lo estamos esperando. Ahora vamos a tener nuestra casa”.

Víctor, por su parte, hace 21 años que está esperando junto a su familia este momento. Son siete en total, pero tres de sus hijos ya son grandes y viven solos. “Nos anotamos con mi señora y mi hija que es menor. Hoy estamos muy emocionados y contentos. Vivimos con mi suegra. Tenemos muchas ganas de vivir los tres solos”.

Imaginar cómo será, dónde estará ubicada, cómo irán los muebles, son solo algunas de las expectativas que genera en estos futuros propietarios saber que tendrán su casa propia. Saben que esta oportunidad es enorme y que será la herencia que dejarán a sus hijos. En este lugar crecerán, jugarán y completarán todas sus ilusiones. Vendrán más integrantes a la familia y hasta agrandarán los espacios del hogar.

Miles de propietarios inician los cimientos de un sueño hecho realidad.