Ganó 2-1 en la ciudad de Manaos. Claudio Marchisio marcó la apertura del marcador pero rápidamente Daniel Sturridge decretó la paridad. Mario Balotelli fue el encargado de darle la ventaja definitiva a la “Azzurra”.

Dos símbolos de Italia festejan el segundo: su autor Mario Balotelli y el cerebro del equipo Andrea Pirlo.

Dos símbolos de Italia festejan el segundo: su autor Mario Balotelli y el cerebro del equipo Andrea Pirlo.

Italia e Inglaterra protagonizaron un entretenido encuentro en el debut de ambos en el Mundial de Brasil. Los europeos no defraudaron en la calurosa ciudad de Manaos y, finalmente, los italianos se quedaron con el triunfo por 2-1.

Inglaterra comenzó el encuentro presionando sobre la salida de su rival, que intentaba manejar la pelota desde el inicio. Las primeras chances de peligro fueron para los dirigidos por Roy Hodgson: a los tres minutos, Raheem Sterling sacó un potente disparo de media distancia que pegó en la parte externa de la red, confundiendo a muchos de los presentes, que gritaron el gol. Poco después, Jordan Henderson probó al arco y se topó con la precisa reacción del arquero Sirigu.

El desarrollo del partido mostraba a un elenco italiano que, tal vez contrario a su historia, se hacía dueño de la pelota y tomaba las riendas del encuentro. Los ingleses, a partir de la movilidad de Welbeck y Sturridge, intentaban aprovechar espacios para llegar hasta el área con peligro.

El encuentro era atractivo y vertical. Ambos equipos tenían el arco de enfrente en la mira, aunque Inglaterra lograba mayor profundidad por la velocidad de sus atacantes. Promediando la primera parte, Sterling se escapó por izquierda y sacó un centro por lo bajo que Welbeck no llegó por poco a empujar.

Luego iba a llegar una clara chance. Welbeck aceleró, superó con gran habilidad a su marcador y sacó un peligroso centro atrás. Barzagli llegó justo para mandar la pelota al corner antes de que Sturridge pudiera conectar por el medio.

A pesar de que los de Hodgson habían sido más profundos, fue Italia el que dio el primer golpe. A los 34 minutos, Claudio Marchisio, con un potente remate de media distancia, decretó el 1-0 a favor de “La Azzurra”.

Claudio Marchisio, con un remate dsde lejos abrió la cuenta para los italianos.

Claudio Marchisio, con un remate desde lejos abrió la cuenta para los italianos.

Inglaterra no iba a tardar en reaccionar. Daniel Sturridge iba a pisar fuerte en el área de enfrente e iba a ser el encargado de marcar la conquista de la igualdad.

Sobre el final de la primera etapa iba a llegar lo mejor de Italia. A los 45, Andrea Pirlo habilitó de manera fenomenal a Mario Balotelli. El delantero del Milan amagó ante el arquero y giró para, ya de frente a este, definir de emboquillada. Sobre la línea apareció Jagielka para mandar la pelota al corner y ahogar el grito “Azzurro”. En la siguiente jugada, Antonio Candreva remató al arco y la pelota se estrelló en el palo.

La segunda parte continuó con la vertiginosidad de la primera. Sturridge seguía siendo un peligro para la última línea italiana que lo volvió a sufrir a los tres minutos, cuando el delantero del Liverpool sacó un disparo de lejos que Sirigu logró desviar al corner.

A los cuatro minutos, Candreva mandó un gran centro desde la derecha y Mario Balotelli aprovechó una falla en la cobertura del fondo inglés para decretar con un cabezazo de pique al suelo el 2-1.

Inglaterra mantuvo su agresividad en ofensiva en busca del empate. Sturridge intentó primero con una gran acción individual en la que eludió a varios rivales y solo perdió la pelota cuando se dispuso a enfrentar al arquero y luego apareció Wayne Rooney para sacar un remate cruzado que terminó apenas afuera.

El delantero del Manchester United volvió a contar con una gran oportunidad a los 16 minutos cuando apareció sin marca en el área y, habilitado, giró para definir pero su remate salió pegado al palo.

Con el correr de los minutos, la intensidad se fue aplacando. Sin embargo, el resultado seguía abierto. Italia intentaba mantener la ventaja mientras que Inglaterra apostaba todo a los instantes finales para arremeter contra el área de Sirigu, pero pareció quedarse sin las energías necesarias.

Pirlo casi cierra un partido impecable con broche de oro. A los 93, el travesaño le impidió lograr su conquista de tiro libre. Con un inteligente control en los instantes finales, Italia logró consolidar su primer triunfo en el certamen.

El equipo de Cesare Prandelli consiguió tres puntos que le permiten compartir la cima del Grupo Dcon Costa Rica, que venció a Uruguay en el primer turno. Los “Charrúas” cierran la clasificación junto a los ingleses, sin unidades.

Fuente y fotos: Playfútbol