El nombre lo eligieron ayer, personal de la gerencia de Prensa y Comunicación de San Luis Agua junto a alumnos de la Escuela rural Juan W. Gez del paraje El Recodo, ubicado en el departamento Belgrano.  El  acueducto está en construcción.

“La Esperanza”, fue el nombre escogido por los estudiantes de 1°, 3° y 5° grado de esta pequeña institución escolar que dentro de muy poco tiempo se verá beneficiada con la provisión de agua cruda, al igual que los más de 70 productores de la zona.

San Luis Agua junto a alumnos de la Escuela rural Juan W. Gez denominaron al acueducto de El Recodo “La Esperanza”.

San Luis Agua junto a alumnos de la Escuela rural Juan W. Gez denominaron al acueducto de El Recodo “La Esperanza”.

Debora Escudero Careglio, a cargo del Plan Cosechando Agua, junto a un equipo de profesionales de San Luis Agua, fueron recibidos por la institución donde compartieron un histórico día para los pobladores del paraje El Recodo, donde se vive una inmensa expectativa ante la llegada del agua.

La elección del nombre nació de un concurso de ideas entre los alumnos, las propuestas fueron diversas y variadas; pero el relato de algunos alumnos fue el motor que determinó la votación. “En casa nos decían que no teníamos que perder la esperanza, que algún día llegaría el agua a El Recodo”, dijeron.

Con el mismo entusiasmo con el que dieron nombre a la nueva línea de distribución, los chicos también bautizaron con el nombre “La Tranquera” al canal que se encuentra en la zona. De esta manera se involucra a los beneficiarios de las distintas obras hídricas que lleva adelante el Gobierno provincial a través de San Luis Agua.

Además,  la entidad estatal les obsequió a los chicos una pelota de fútbol y plantines frutales donados por el Instituto Mixto de Producción Forestal Provincial (IMPROFOP), los que fueron bienvenidos por los alumnos y el personal directivo.

Sobre el acueducto “La Esperanza”

Su trayecto abarca la zona comprendida entre el paraje Vizcacheras hasta El Recodo en el departamento Belgrano. Posee una extensión de 18 km a través de los cuales se suministrará agua a la zona.

Actualmente resta menos de 1 km para llegar al punto final de la línea que será la escuela Juan W. Gez. Esta obra significa un importante avance para la Provincia, bajo la premisa de llevar el recurso a todo el territorio, en esta oportunidad mediante un ducto que nace desde el subsidiario del acueducto Nogolí, y que es construido con cañería de PVC y PEAD, de un diámetro de 63 milímetros.

Desarrollo económico y social, arraigo poblacional y nuevas fuentes laborales, son las principales ventajas de esta nueva concreción.

Fuente y foto: Prensa San Luis Agua.