No estaba en los planes de muchos pero los italianos se las agenciaron como para quedarse con su cuarto título mundial al vencer en la final por penales a Francia.

Italia, con Favio Cannavaro a la cabeza, en la celebración  del cuarto título.

Italia, con Favio Cannavaro a la cabeza, en la celebración del cuarto título.

Italia consiguió su tetracampeonato al vencer en la final en penales a Francia en un partido, donde el jugador Zinedine Zidane dijo adiós al fútbol con una tarjeta roja por darle un cabezazo en el pecho a Marco Materazzi y ser expulsado por el árbitro argentino Horacio Elizondo.
Italia defendió como la mejor en la historia de la Copa Mundial al recibir sólo dos goles (uno en propia puerta, y el otro de penal).
Hubo también decepciones, Brasil fue una de ellas al sentir que sus estrellas atacantes no brillaron rindiendo por debajo de sus posibilidades, pese a que Ronaldo batió el record de goles de Gerd Müller en la Copa Mundial de la FIFA. Y al ser eliminados en cuartos de final por el equipo de Francia, un partido en el que muchos veían como una revancha para Brasil de aquella final del Mundial Francia 1998.

El cabezazo de Zidane a Materazzi fue histórico. El francés de retiró tras el Mundia 2006.

El cabezazo de Zidane a Materazzi fue histórico. El francés de retiró tras el Mundia 2006.

Campeón: Italia derrotó 5-3 a Francia por penales luego de empatar 1-1 en la final.

Goleadores: Miroslav Klose, 5 goles (Alemania).

Participantes: Italia, Francia, Alemania, Portugal, Argentina, Brasil, Inglaterra, Ucrania, Australia, Ecuador, Ghana, México, Holanda, España, Suecia, Suiza, Angola, Costa Rica, Costa de Marfil, Croacia, República Checa, Irán, Japón, República de Corea, Paraguay, Polonia, Arabia Saudí, Serbia y Montenegro, Togo, Trinidad y Tobago, Túnez y Estados Unidos.

Roma, en plena celebración de los "tiffosis azzurros".

Roma, en plena celebración de los “tiffosis azzurros”.