Mientras sigue festejando el reciente título, River se entrena pensando en la Superfinal del próximo sábado ante San Lorenzo Almagro en el “Juan Gilberto Funes” de La Punta.

Sin descanso. Ramón Díaz y el plantel "Millonario" regresan a las prácticas para preparar el partido ante San Lorenzo en San Luis.

Sin descanso. Ramón Díaz y el plantel «Millonario» regresan a las prácticas para preparar el partido ante San Lorenzo en San Luis.

Desde de las 10, en el ‘Monumental’, el plantel de River retomó la rutina luego de la merecida consagración en el Torneo Final, producto de una fiesta de fútbol y goles con el 5-0 a Quilmes. No obstante, el sábado enfrentará a San Lorenzo en San Luis, por un cupo en la Sudamericana y en la Supercopa Argentina.

River se consagró merecidamente como campeón del fútbol argentino y le devolvió la alegría a su gente, que esperó seis años para volver a disfrutar la máxima alegría que puede destinar el fútbol. Luego de varias temporadas de frustraciones y sufrimiento, que increíblemente incluyó un retroceso de categoría, el «Millonario» recuperó el nombre y alimentó una vitrina en la que abundan los trofeos.

Mientras el club se acercó al «Xeneize» en el conteo global de lauros históricos y Ramón Díaz encontró su lugar en la galería de máximos ganadores del medio doméstico (y más exitoso de la entidad de Núñez), los jugadores tendrán que seguir pensando en jugar y no en las vacaciones, debido a que restan otros compromisos importantes en el calendario del nuevo «Rey» de la Argentina. El sábado, en el “Juan Gilberto Funes” de La Punta, San Luis, se jugará la Superfinal con San Lorenzo (dio la vuelta en el Torneo Inicial).

Más allá que ese encuentro no significará otra «estrella» en caso de cosechar una victoria, la «tropa» del entrenador riojano deberá imponerse sobre su rival para asegurarse el pasaje a la Copa Sudamericana de este año y también a la Supercopa Argentina, que se definirá con el campeón de la Copa Argentina.

Después de los prolongados festejos en la noche del domingo y una justa jornada de descanso durante las 24 horas de ayer, el plantel «millonario» retomará los trabajos desde las 10 en el Monumental, que lucirá a puertas abiertas de cara a lo que viene. En este caso, el director técnico deberá rearmar la estructura colectiva porque tiene dos ausencias confirmadas para el fin de semana y podría confirmarse otra más.

Debido a su viaje a Colombia para incorporarse a la Selección, Éder Álvarez Balanta y Teófilo Gutiérrez, quienes fueron incluidos en la nómina de 30 citados para el Mundial, no estarán disponibles para ese cotejo en suelo puntano. En tanto, todavía se aguardan definiciones por la situación de Gabriel Mercado, que se resolverá en base al «corte» o no de la lista de convocados que comunicó Alejandro Sabella el martes anterior.

Si bien quedan bastantes días de preparación por delante, lo más probable es que Ramiro Funes Mori y Daniel Villalva comiencen a perfilarse como los reemplazantes de las mencionadas bajas, mientras Augusto Solari se mantiene en las «gateras» por si Mercado se aboca exclusivamente el combinado «albiceleste».

Cabe destacar que después del duelo contra los de Boedo, el último examen será en el Distrito Federal de México, que finalmente será el espacio que albergará el Superclásico ante Boca el 31 de mayo.

Fuente y foto: Playfútbol