Participaron clubes y escuelas con equipos de distintas edades. La alegría y la diversión fue el común denominador de una gran fiesta del vóley de los más chiquitos.

Los niños del CID, disfrutaron de un día especial entre redes y pelotas.

Los niños del CID, disfrutaron de un día especial entre redes y pelotas.

Con un total de 250 niños y siete equipos de todo San Luis, el semillero del voleibol abrió el calendario  y disfrutó de una verdadera fiesta. Fue ayer durante el encuentro que organizó el ICA (Instituto Cultural Argentino) en Villa Mercedes y que contó con la fiscalización de la Federación Sanluiseña, junto a la alegría de los más pequeños.

La jornada que comenzó temprano a las 10, significó la primera fecha del año para las categorías formativas entre 6 a 12 años y, además el debut del ICA como organizador, club joven de un año de antigüedad en la federación provincial.
“Estamos muy contentos porque tuvimos una gran convocatoria. Algunos equipos son afiliados y otros directamente invitados. La finalidad es netamente recreativa, que el niño se divierta junto a sus compañeros y que pueda conocer el deporte”, mencionó Darío Soru, encargado de la organización.
“No existen planillas y la competencia es dinámica, una vez que larga no para hasta el final. Lo que los niños saben, es que al finalizar la actividad gane o pierda, van a recibir su trofeo. Eso es lo lindo del minivóley”, agregó Soru.
Acompañadas por sus padres y familiares, siempre expectantes desde las tribunas, las minijugadoras mostraron todo su talento en el Palacio Municipal “José María Gatica”. Un día soñado, en el cual la alegría y la amistad vencieron a los resultados y al mal tiempo.
Los festejos y risas de los más pequeños, retumbaron fuerte sobre seis canchas reducidas armadas para la ocasión, seguidos de cerca por profesores y colaboradores que ayudaron en la organización y fiscalización de la competencia. Además del club anfitrión, hubo jugadoras de El Lince, Aseba, Leonas, Colegio Aleluya (todos representantes de San Luis); CID y Cafre.
Fabio Magallanes, vicepresidente de la Federación Sanluiseña de Vóley, comentó cuáles serán los objetivos para este año y el trabajo que realizarán de cara al futuro. “Éstas son jornadas que ayudan a demostrar el nivel de los más chiquitos, que van desarrollando en su etapa formativa hasta llegar a la competencia. La expectativa de los niños es jugar y, la nuestra es comenzar rápido el año para que todo se vaya armando. Lo que hacemos es corregir fundamentos y después verificar la evolución mes a mes”, dijo.
Luego de seis horas ininterrumpidas de acción, los festejos y risas dieron paso a la premiación. Momento esperado por todos, donde nadie se marchó a casa sin su reconocimiento. La próxima cita del minivóley en Villa Mercedes, tendrá fecha el 9 de agosto, cuando el Centro Integral de Deportes (CID) vista su mejor traje de gala y se convierta en nuevo anfitrión.

Fuente: Federación Sanluiseña de Voleibol – Pablo A. Navarro

Foto: Chiche Herrera