La pobreza es una realidad que convive día a día en la India y los más afectados son los niños. Existe un lugar en Agra , donde una de las beatas más recordadas del siglo XX, la Madre Teresa de Calcuta, pasó sus días al servicio de los demás. El hogar para niños y de salud mental de las Hermanas de la Caridad, donde las religiosas dan continuidad a la obra comenzada por Santa Teresa.

La tarea que realiza la congregación de la Madre Teresa con los niños indios sensibilizó a la comitiva puntana

La tarea que realiza la congregación de la Madre Teresa con los niños indios sensibilizó a la comitiva puntana

Los campeones de las Olimpíadas fueron testigos en primera persona de la inconmensurable tarea de amor que se despliega hacia los desprotegidos. Niños, bebés y adultos con problemas de salud mental encuentran el calor del amor de Dios, a través de quienes ofrecieron sus vidas al servicio del prójimo.

Las hermanas del lugar recibieron con entusiasmo la visita de los argentinos. Los niños del hogar pasaron, junto a los jóvenes puntanos, un momento que no se borrará de sus corazones. Entre lágrimas de angustia, por chocarse con esta realidad, los campeones de las Olimpíadas del Conocimiento 2013 se despidieron de los pequeños, en lo que fue el punto de mayor sensibilidad en esta travesía en la India, antes de partir hacia Dubai.

Tras las huellas de Mahatma Gandhi

La casona Birla Bhavan, donde el padre de la India pasaba sus días en Nueva Delhi, y lugar en el cual fue asesinado a manos de Nathuram Godse, fue la última excursión que los olímpicos realizaron en el país del sur de Asia.

Pudieron caminar por los lugares donde el líder hindú llevaba adelante su vida cotidiana. Su dormitorio, el telar con el cual confeccionaba sus prendas de vestir, hasta el sitio ubicado en el medio del jardín de Birla, donde fue asesinado por el radical hindú mientras rezaba.

Nota y foto: Prensa ULP