Mediante una audiencia, el Programa Relaciones Laborales solicitó a ambas partes que se garantice el servicio mínimo de emergencia en el transporte urbano, ante una eventual medida de fuerza. Desde el programa manifestaron que, a partir de lo que suceda este jueves, analizarán lo presentado por cada una de las partes.

Este miércoles, luego de las presentaciones que hicieron la Municipalidad de San Luis y Transpuntano por un lado, y la Unión Tranviarios Automotor (UTA) por el otro, el Programa Relaciones Laborales convocó a una audiencia para estudiar la situación ante una eventual medida de fuerza prevista para este jueves 10 de abril, en relación al transporte urbano de pasajeros.

La audiencia se llevó a cabo este miércoles en las oficinas de Relaciones Laborales

La audiencia se llevó a cabo este miércoles en las oficinas de Relaciones Laborales

Durante la reunión, cada una de las partes ratificó lo expuesto en las notas elevadas al programa: el Municipio capitalino y Transpuntano solicitaron que se declare la ilegalidad del paro y la UTA confirmó que adherirá al paro dispuesto por las centrales nacionales de trabajadores.

Ante este panorama, el jefe del Programa Relaciones Laborales, Alberto Lindow, afirmó: “Hicimos una audiencia con la empresa Transpuntano y la UTA, para evaluar la situación de lo que pueda suceder mañana (por el jueves), ya que recién hoy fuimos notificados, tanto por el gremio como por la Municipalidad y Transpuntano.

Con respecto al pedido de la Municipalidad de San Luis de declarar ilegal la posible medida de fuerza, el funcionario provincial señaló: “Nosotros no podemos saber qué va a pasar mañana, uno siempre tiene la esperanza de que hablando se pueden solucionar las cosas. Así como evaluaremos la presentación del Municipio capitalino, también lo haremos con lo presentado por el sindicato a partir de lo que suceda mañana para analizar si se cumplió o no con la normativa vigente”.

Y agregó: “El decreto y la resolución que fija el procedimiento para una medida de fuerza sostiene que se debe hacer con cinco días hábiles de anticipación ante un conflicto y debe denunciarlo a los efectos de fijar las audiencias de conciliación o de servicios mínimos, ya que la empresa debe garantizar los servicios mínimos para la población con 48 horas de anticipación”

Además, Lindow remarcó que el decreto 272 de Régimen Laboral, que es la norma nacional,“estipula que cuando hay medidas anunciadas por centrales de trabajadores nacionales –en la medida que pueda aplicarse el decreto– se fija el mencionado procedimiento. Nosotros no nos anticipamos a nada porque siempre apostamos al diálogo y a que se solucionen los problemas.Una vez sucedidos los hechos evaluaremos y resolveremos”.

Cabe señalar que –a diferencia de otras empresas de transporte de pasajeros– Transpuntano no diseñó un esquema de emergencia para prestar el servicio. En este sentido, desde Relaciones Laborales indicaron que las empresas deben garantizar el servicio de emergencia y, a la vez, informar a la población en tiempo y forma.

Nota y foto: Cristian Herrera- Prensa Ministerio de Gobierno, Justicia y Culto