Es con el objetivo de asegurar la sanidad de los alimentos y fiscalizar la documentación de los transportes en los distintos puntos de la geografía puntana.

Inspectores de CO.SA.FI durante los controles de rutina

Inspectores de CO.SA.FI durante los controles de rutina

El Programa Control Sanitario y Fiscal (COSAFI), dependiente del Ministerio del Campo, lleva adelante diferentes controles de rutina, con el objetivo de certificar la calidad de los alimentos que circulan en la provincia, así como fiscalizar la documentación de los transportes en los distintos puestos. En esta oportunidad, COSAFI se concentró en el sur puntano: Fortuna y Buena Esperanza.

En la primera localidad se constató el traslado de 13 bovinos sin ningún tipo de documentación ni marca que ampare su traslado en un tráiler, por lo que personal de COSAFI labró las actas pertinentes. Posteriormente, el dueño de la carga presentó un documento donde figuraba el origen y destino así como también el DOPRO (Liquidación de Documento Provincial).

Por otro lado, en el puesto de control de Buena Esperanza se verificó el traslado de 300 cueros frescos. El dueño de la carga presentó la documentación que indicaba la procedencia del departamento Gobernador Dupuy con destino a la provincia de Buenos Aires. Sin embargo, los títulos sólo amparaban 120 unidades. Ante lo que el dueño de la carga regularizó, luego, su situación con otra constancia donde se indicaba que las unidades provenían de La Pampa con destino a La Punilla.

Finalmente, en el mismo paraje se comprobó el traslado de 69 barricas vacías (toneles de pequeño porte) que carecían de documentación. En dicho procedimiento, personal de COSAFI remitió las actuaciones correspondientes a la comisaría de Buena Esperanza.

 

Nota y fotos: Prensa Ministerio del Campo