Como parte de un proyecto de mapeo de todo el país, el miércoles pasado llegó a San Luis uno de los móviles de Google Street View.  Esta funcionalidad de Google Maps permite a los usuarios recorrer las calles y destinos a través de imágenes en 360º. Un recorrido virtual a sólo un click de distancia.

El auto de Google posee una cámara con 15 lentes que toma imágenes en simultáneo.

El auto de Google posee una cámara con 15 lentes que toma imágenes en simultáneo.

¿Cuántas veces soñaste con poder teletransportarte a otra ciudad desde la comodidad de tu casa? Este – salvando las diferencias obvias – es el propósito de Google Street View que, a través de una cámara con 15 lentes ubicada en una torre en el techo de un auto, recorre ciudades de todo el mundo para recolectar imágenes en 360º de calles, rutas y, eventualmente, sitios de interés general. Google Maps, por medio de su muñequito llamado Pegman, que puede ser ubicado en cualquier parte del mapa donde hayan recopilado imágenes, permite zambullirnos dentro del tubo virtual y recorrer áreas públicas o lugares especiales del planeta.

“Hoy, en Argentina el esfuerzo que estamos desplegando es de recolección de las vías públicas, de calles de ciudades y rutas nacionales, con nuestra flota de autos que son los que entraron en San Luis”, cuenta Maite Iturria, Gerente de Google Street View para América Latina.

Google Street View pasó por San Luis y tomó imágenes de la ciudad.

Google Street View pasó por San Luis y tomó imágenes de la ciudad.

El proyecto que comenzó en octubre del año pasado, transita una primera etapa en nuestra provincia que es la de tomar imágenes de caminos, rutas y calles en general. “Hace una semana lanzamos en Argentina otra plataforma que es el Trekker (una mochila que soporta la misma cámara que tiene el vehículo) que nos permite llegar a esos lugares donde los autos no pueden entrar. Estos pueden ser peatonales, estadios de fútbol, parques nacionales, y otra infinidad de destinos turísticos”, explica Iturria.

Si bien con el Trekker todavía no se han realizado imágenes en San Luis, Iturria asegura que tienen una amplia lista de lugares de la provincia para recolectar, “pero todavía no podemos compartirla porque requiere de otro proceso para que podamos mapear esos destinos”. Estos incluyen sobretodo lugares de interés turístico y cultural. “Por ahora nuestro objetivo es mapear toda la provincia, cubrir todos los rincones posibles donde podamos acceder con los autos. La capital la vamos a cubrir completamente incluso las rutas nacionales y provinciales”.

El Trekker tomando fotografías en Caminito, La Boca, Buenos Aires. Gentileza: Mazalán Comunicaciones.

El Trekker tomando fotografías en Caminito, La Boca, Buenos Aires. Gentileza: Mazalán Comunicaciones.

Maite no duda en afirmar que los beneficios que este proyecto tiene para los países y las personas son infinitos. Pero cuando debe decir cuáles cree que son los más importante los agrupa en tres: “El primero es una cuestión de accesibilidad a toda esta información gratuitamente, y sirve para planificar un evento al aire libre, conocer un barrio antes de mudarse, ver dónde es el punto de encuentro de una reunión, planificar un viaje y ver el área donde queda el hotel, armar los recorridos… todo lo que tenga que ver con conocer un lugar sin moverte de tu casa”. Esto además contempla un fuerte impulso a la democratización de la información ya que cualquier persona que tenga acceso a internet puede utilizar este servicio.

El segundo beneficio que  resalta es de relevancia a nivel turístico. “Cuando toda la Argentina este mapeada y cuando publiquemos finalmente las imágenes, cualquier persona del mundo podrá visitar y recorrer las calles de acá”, lo que le dará visibilidad a cada rincón del país para cualquier futuro turista.

Finalmente destaca el impacto económico y social que tiene la aplicación ya que “Street View da la posibilidad a cualquier comercio o empresa de embeber sus funcionalidades en sus páginas web o aplicaciones. Hay una API que es gratuita, con la cual se puede acceder a esa porción de código que permite incorporar la funcionalidad de Street View en otras aplicaciones, páginas o sitios también gratis”, explica Iturria y ejemplifica: “Si vos tenés un bar y una página web de tu bar, podés, haciendo la integración con la API de Google, poner Street View  en tu sitio. Con esto podes poner justo la cuadra de tu bar en tu web con la funcionalidad de recorrer 3D y virtualmente la cuadra”.

Con respecto a la receptibilidad y aceptación de la gente a medida que ingresaban en las ciudades Maite destacó:“fue muy buena, no hemos tenido problemas salvo por un hecho aislado que ocurrió en Misiones. La recepción de la gente ha sido sumamente positiva. Se ponen muy contentos cuando ven los autos acercarse a su ciudad. Se sacan fotos y las tuitean”.

La publicación de las imágenes de San Luis y de la Argentina será cerca de mediados de año, “sobretodo porque es un proceso largo. Además hemos recolectado muchísimo volumen de información y procesar todos eso y tenerlo listo nos lleva unos cuantos meses”, revela Iturria.

Por otro lado, Maite asegura que no tienen una fecha de finalización del proceso porque siempre hay lugares nuevos para recorrer e imágenes para actualizar. “Nosotros queremos hacer que Street View y Google Maps sean como un espejo del mundo y el mundo cambia entonces tenemos que permanentemente actualizar la información que está ahí”.

Trekker en Caminito, La Boca, Buenos Aires. Gentileza: Mazalán Comunicaciones.

Trekker en Caminito, La Boca, Buenos Aires. Gentileza: Mazalán Comunicaciones.

El interior del ojo que todo lo capta

“La cámara es como una pelota que tiene 15 lentes que apuntan en todas las direcciones. Ésta está montada sobre una torre en un auto que además tiene tres lásers. Con ellos podemos identificar a qué distancia con respecto al coche, están los objetos de la calle, los árboles, edificios, postes de luz, etc. También el móvil posee dos antenas GPS que imprime la geolocalización de las fotos”, explica Iturria.

Una vez que se enciende el vehículo y el conductor prende todos los equipos comienza la magia. Cada 5 metros la cámara hace un disparo y recolecta fotos con sus 15 lentes al mismo tiempo desde diferentes ángulos. Cuando se llena el disco rígido que está en el interior del auto se manda a procesar. En esta instancia se producen tres etapas: la primera es de selección. Aquí se eligen las mejores fotos. Luego se trabaja en su posición para armar el mapa 3D. Y por último se realiza el chequeo riguroso de privacidad a través de un complejo algoritmo  que se adapta a cada país. Se difuminan los rostros de las personas y las patentes de los autos que casualmente puedan aparecer en las fotos.

Nota: Romina Oddone

Fotos: Guillermo Ramón