Este verano ha sido particularmente lluvioso y los altos índices de precipitaciones hacen su efecto en las Lagunas de Guanacache, principalmente en el límite con Mendoza, a la altura de la localidad de Desaguadero. “El azud sur que el Gobierno construyó sobre el lecho del río Desaguadero, luego de 20 años de negociaciones con las provincias vecinas, ya está dando sus frutos. Se observa un muy buen nivel de agua y se percibe que, de a poco, la flora y fauna vuelven a este lugar que la desertificación buscaba adueñarse”, destacó la ministra de Medio Ambiente, Daiana Hissa.

Se observa un muy buen nivel de agua

Se observa un muy buen nivel de agua

El azud norte, que se ubica río arriba, hoy es el primero en recibir el caudal luego de las lluvias. Allí se aprecia en menor medida el volumen de agua porque se encajona al contar con mayor profundidad, que está dada por las barrancas que en esa zona son más pronunciadas.

La recuperación de las Lagunas y Humedales de Guanacache es un trabajo a largo plazo, las negociaciones con las provincias vecinas fueron clave, luego llegó la decisión política de la Provincia de construir estos azudes para contener el agua de lluvia y así lograr que el Desaguadero vuelva a desbordar, regenerando los antiguos humedales llenos de vida e historia. “El nivel de agua es el más alto alcanzado desde el inicio de la obra. El río ya empezó a abrirse, a ensanchar su cauce, comenzando con la recomposición de las lagunas que permitirán ir recuperando la flora y la fauna de la zona”, explicó el jefe de Programa Biodiversidad, Jorge Heider.

La flora y fauna vuelven a este lugar

La flora y fauna vuelven a este lugar

Un largo y fructífero camino

1991. Firma del Pacto del Nuevo Cuyo, impulsado por el gobernador Adolfo Rodríguez Saá, donde se plantea por primera vez la recomposición del sitio.

2007. Durante la gestión de Alberto Rodríguez Saá, los humedales fueron declarados por la Convención Ramsar como Patrimonio de la Humanidad.

2010. El Ministerio de Medio Ambiente expuso ante las autoridades de La Pampa, Mendoza y San Juan el proyecto de recomposición de la zona de los Humedales y Lagunas de Guanacache.

– Desde San Luis se gestionaron fondos del Banco Interamericano de Desarrollo para plantear el estudio de pre inversión ante el Ministerio de Economía y la Secretaría de Ambiente de la Nación.

-Posteriormente, la Provincia realizó un reclamo internacional ante la Secretaría de la Convención de Ramsar con sede en Suiza, que implicó un cruce entre dicha secretaría Suiza y la Cancillería Argentina respecto de la información brindada sobre el estado de los humedales. Esto ayudó a lograr el apoyo de las máximas autoridades ambientales del país  ante el reconocimiento de la verdadera situación de los humedales.

– El reconocimiento de la problemática obligó a Mendoza a retomar el diálogo con San Luis. La primera reunión se realizó en la Casa de Gobierno de la ciudad vecina.

– Como resultado de los diversos encuentros, Mendoza firmó un primer convenio histórico autorizando la realización de estudios en el sitio.

2011. San Luis culminó y presentó ante Mendoza el Plan de Manejo del sitio que incluyó la construcción de seis azudes.

– La Secretaría de Ambiente de Mendoza solicitó un estudio de impacto ambiental. Medio Ambiente de San Luis encargó esas evaluaciones a la Universidad mendocina de Congreso, que cuenta con la carrera de Gestión Ambiental, a fin de evitar suspicacias con el Gobierno vecino.

– San Luis realizó consultas públicas en las ciudades mendocinas de Lavalle y La Paz sobre la construcción de los azudes.

– Se consiguió el apoyo de diputados y concejales mendocinos para sumar al proyecto.

– Concluido el estudio de impacto ambiental, se presentó ante la Secretaría de Ambiente de Mendoza y ante el organismo responsable del manejo de los recursos hídricos.

– En octubre, la Convención de Naciones Unidas contra la Desertificación premió al gobernador Alberto Rodríguez Saá por su lucha en este campo.

– La Secretaría de Ambiente de la Nación y Wetlands International manifestó oficialmente su apoyo al proyecto.

– En diciembre, el gobernador de la Provincia de Mendoza firmó el segundo convenio histórico que permitió realizar obras para restaurar el sitio.

2012. En febrero, el gobernador Claudio Poggi dio el último paso histórico, homologando el convenio inter-jurisdiccional.

– En diciembre, San Luis adjudicó la obra a la empresa puntana Alquimaq. En ese contexto, el gobernador junto a representantes de San Juan, Mendoza y La Rioja actualizaron el compromiso del cuidado del medioambiente, firmando el Pacto Cuyo+20, conmemorando los 20 años de la suscripción del de Nuevo Cuyo.

2013. En marzo, Alquimaq S.A comenzó la construcción de dos azudes en el cauce del río Desaguadero por un monto de $39.943.304.

2014. En la actualidad, ambos azudes están concluidos. Las tareas continúan con obras secundarias, como enripiado y mejora de caminos, alcantarillado y alambrado. Comenzó el llenado de las antiguas lagunas de Guanacache.

Nota y foto: Paula Kraliczek – Prensa Ministerio de Medio Ambiente.