Con el objetivo de controlar la calidad y sanidad de las sustancias alimenticias, COSAFI dio a conocer cuáles son las medidas de control efectuadas por los inspectores en las bocas de expendio y en el transporte de este tipo de sustancias.

Inspectores de COSAFI durante los controles

Inspectores de COSAFI durante los controles

Desde el programa se comunicó que al momento de llegar a una boca de expendio, el inspector debe presentarse correctamente, anunciando la oficina de gobierno que representa y mostrando su debida acreditación que lo así certifique. Luego de esto, y previo a la inspección propiamente dicha, realizará una observación generalizada del local y del rubro o rubros que en él encuentra.

Seguidamente pedirá la documentación detallada a continuación:

  • Habilitación del negocio: es otorgada por la municipalidad donde se asienta el comercio o por la oficina de Salud Pública Provincial correspondiente. El inspector verificará el organismo que la emite, si tiene las firmas y sellos, fecha de emisión y de validez.
  • Libreta sanitaria: documento que se entrega a aquellas personas que ejercen una actividad comercial relacionada al rubro de alimentos. En ella se señala la aptitud de sanidad para desempeñar esta tarea. Es otorgada por los mismos organismos que la habilitación comercial. El inspector verificará firma y sello de la entidad emisora, si la libreta pertenece a quien la exhibe, fecha de emisión y vencimiento (tiene validez anual).
  • Condiciones edilicias del local: se observarán las condiciones generales de mantenimiento, de higiene y orden en el espacio físico así como también si responde o no a las normativas del Código Alimentario Argentino (CAA). El inspector controlará las condiciones de mantenimiento de los implementos de corte, el estado de higiene de las máquinas de corte, heladeras y freezer.
  • Condiciones de espacio y disposición interior: se verificará si el espacio del local es adecuado para la actividad/es que allí se desarrollan y si los distintos rubros están dispuestos de manera correcta en el local.
  • Vestimenta: el inspector observará si es la adecuada para la actividad llevada a cabo y cuenta con el nivel de aseo e higiene correctos.
  • Documentación que ampare la mercadería: se solicitarán los certificados sanitarios, facturas y remitos donde se pueda corroborar el origen y destino de la mercadería. En ellos se verificará su legalidad y actualidad por lo que el inspector certificará la fecha, establecimiento de procedencia y sellados sanitarios. También se comprobará la conservación del alimento y sus derivados mediante el control de temperatura de tráfico.
  • Carne bovina, ovina, caprina y pollo: se solicitará documentación de procedencia. Estos alimentos deben provenir de establecimientos habilitados, provinciales o nacionales, acreditados por:
  1. Facturas o remitos de forma legal.
  2. Certificado sanitario en el que conste:

–         Fecha de emisión.

–         Origen y destino geográfico de la mercadería.

–         Especie animal.

–         Kilogramos transportados.

–         Fecha de vencimiento.

–         Números de precintos.

–         Firma del médico veterinario.

  • Carga: el inspector constatará:
  1. Sellado sanitario.
  2. Condiciones del transporte.
  3. Temperatura del transporte.
  • Carne de cerdo, lechones, manufactura (quesos, jamones, salamines, chorizos, etc.): estos alimentos deben provenir de establecimientos habilitados, provinciales o nacionales, acreditados por:
  1. Facturas o remitos de forma legal o certificado sanitario.
  2. Análisis de triquinelosis (método de digestión).
  3. Rótulo y nombre de fantasía.
  • Número de Registro Nacional de Establecimientos (RNE) y de Registro Nacional de Productos Alimenticios (RNPA)
  • Transporte: el inspector constatará su habilitación y el adecuado funcionamiento del equipo de frío.
  • Transportista: se verificará su libreta sanitaria y si posee la vestimenta adecuada para ejercer sus funciones.

Desde COSAFI se informó que la falta de cumplimiento a cualquier de estas exigencias puede provocar la clausura de los locales y en el caso de los transportes, la prohibición del ingreso a la provincia y, de ser necesario, el decomiso de los productos.

Nota y foto: Prensa Ministerio del Campo