En primer lugar el encuentro fue con los médicos beneficiarios de las 15 casas del Plan Radicar Salud y luego las 100 familias de Progreso y Sueños. Una jornada memorable para todos.

Poco antes de las 18:00, la ministra de la Vivienda, Cecilia Lucero, arribó a la zona donde se están finalizando las viviendas para profesionales de la salud. Allí la esperaban funcionarios del Programa de Recursos Humanos de Salud de ese ministerio a cargo de Sebastián Bustos Alcaraz y los médicos preadjudicatarios de las mencionadas viviendas, que se encuentran en su etapa final de edificación, con más de un 85% de avance de obra y próximas a ser entregadas.

Primera visita de obras de las 100 familias en La Punta

Primera visita de obras de las 100 familias en La Punta

Marzo es el mes tentativo para que los médicos puedan recibir sus llaves y en las próximas semanas se establecerá una fecha para el gran día.

Según detalló el funcionario de Salud, Bustos Alcaraz, lo más interesante de este grupo de profesionales que recibirán su casa próximamente es que todos son médicos con alguna especialidad, “entre los preadjudicatarios tenemos a tocoginecólogos, generalistas, un oncólogo hematólogo, un gastroenterógolo y neonatólogos, todos trabajando en el sistema público de salud que necesitaban una vivienda para arraigarse en la provincia para ejercer su profesión”.

La ministra Lucero recorre las viviendas del plan Radicar Salud

Ese es el caso de la tocoginecóloga Noelia Barraza y su esposo Claudio, también médico. Ambos llegaron tiempo atrás de la localidad de Vicuña Mackenna, Córdoba, para formar una familia y desempeñarse en sus profesiones, que ejercen en la Maternidad Provincial “Dra. Teresita Baigorria”.

La Dra Barraza con Rosario en brazos y Gaspar en su cochecito.

La Dra Barraza con Rosario en brazos y Gaspar en su cochecito.

No puede disimular la alegría que siente. Su esposo estaba de guardia y fue lo único que le impidió estar allí. Acompañada por su mamá Myriam, una nena amiga de la familia, su hija Rosario de un año y medio y su bebé Gaspar de apenas dos meses en el cochecito, Noelia no veía la hora de ingresar a su futura casa: “Es hermosa. No te puedo explicar lo que siento en este momento. Cuando nos dijeron del plan Radicar Salud yo me imaginé que seguiríamos alquilando por muchos años. No ha pasado ni siquiera uno y ya estoy adentro de la casa, mirando una vista preciosa por la ventana. Realmente no lo puedo creer”, dijo emocionada.

La Dra Barraza y su familia en su futuro hogar

La Dra Barraza y su familia en su futuro hogar

“Algo como esto no lo hubiéramos vivido en ninguna otra provincia. Qué bueno que apostamos por San Luis”, concluye orgullosa. Antes de la foto en la que posó frente a su casa, su mamá la abrazó fuertemente y con un gran beso la felicitó por su nuevo futuro hogar.

Un centenar de sonrisas

No muy lejos del barrio que habitarán los médicos, la ministra Lucero encabezó la última actividad de la calurosa jornada del sábado: acompañó a las 100 familias preadjudicatarias de los planes Progreso y Sueños a conocer el barrio y el lugar exacto de cada una de sus viviendas.

Una familia reconociendo su casa por primera vez

Una familia reconociendo su casa por primera vez

“Nos emociona estar aquí con ustedes. Al gobernador Poggi también le hubiera gustado participar de esta actividad, pero está acompañando al vicegobernador Jorge Díaz y a su familia, en el tratamiento médico al que ha sido sometido en Buenos Aires. Ahora por fin van a saber dónde está la casa de cada uno de ustedes. Como verán algunas están más avanzadas que otras, pero no se preocupen que la fecha de entrega es la misma para todas”, indicó la funcionaria, que estimó que para el 20 de julio podrían estar finalizadas.

Luego que las familias recibieran un mapa indicativo de la zona y referencias de puntos cardinales, para ubicarse más fácilmente, los grupos separados por manzanas, fueron acompañados por funcionarios de la cartera de la Vivienda en el reconocimiento del terreno.

Durante la visita cada familia vive ese momento de una manera muy particular. Una mamá soltera, con dos de sus hijos, al reconocer en el mapa la ubicación de su casa, se quedó parada justo en la puerta de ingreso, tomando a sus hijos de las manos pero sin decir una sola palabra. Allí se quedó unos minutos, contemplando un sueño hecho realidad. Reconociendo todo lo que rodeará su vivienda, hasta que por fin, empujada por uno de los niños, se asomó por la ventana de lo que será el living-comedor.

Otros hicieron de esta primera visita una salida familiar. Los futuros propietarios llevaron a sus padres, sus suegros, los chicos, amigos y hasta a la mascota. Se vieron canastas con el infaltable mate.

Una de las tantas familias que tomó su foto de la visita

Una de las tantas familias que tomó su foto de la visita

Lo que sí se repitió en todas las visitas fue la necesidad de llevarse un recuerdo en imagen de su futuro hogar. Todos tomaron fotos de lo más diversas. Algunos posaron felices en la puerta principal. Otros pudieron ingresar y saludaban sonriendo desde las ventanas. Particularmente las nenas, posaban emulando a las modelos profesionales. Bellos recuerdos que se plasmarán en un álbum que en pocos meses más podrán completar cuando reciban las tan esperadas llaves.

 

Nota y foto: María José Barroso, Prensa y Comunicación del Ministerio de la Vivienda.