Más de 7000 personas participaron mensualmente de esta actividad en más de 18 localidades. El objetivo es llevar el juego ciencia a todos los rincones de la provincia.

La propuesta de la ULP llegó a colonias de vacaciones, peatonales y balnearios.

La propuesta de la ULP llegó a colonias de vacaciones, peatonales y balnearios.

Alfiles y peones, niños pensantes bajo la atenta mirada de los instructores. Éstas son algunas de las postales, que regalan los talleres de ajedrez de la Universidad de La Punta (ULP) en estas vacaciones de verano. Ubicados en 18 localidades de toda la provincia, los stands gratuitos ya convocaron a más de 7000 personas, entre niños, jóvenes y adultos.

“El objetivo es llevar el ajedrez a espacios verdes, balnearios y campings de toda la provincia, para que las familias aprendan a jugarlo. Estamos muy contentos con la respuesta de la gente”, aseguró Gastón Machado, responsable de la región Capital, quien participa del programa por octavo año consecutivo.

Gastón es uno de los 35 instructores abocados a la tarea de acercar el juego ciencia a los sanluiseños. “La recepción es espectacular, sobre todo en los chicos. Pero no sólo ellos se enganchan: es muy cómico ver al Payaso Repollito –un clásico de la Plaza Pringles- jugando ajedrez con ellos y rodeado de sus globos”, ejemplificó.

Los talleres de ajedrez de verano se enmarcan en la política educativa impulsada por el Gobierno provincial, que aspira a llevar el juego ciencia a todos los rincones de la provincia. Tal como informaron desde la casa de estudios provincial, los talleres de verano culminarán el 28 de febrero.

Los beneficios del ajedrez en los chicos

El ajedrez conquista no sólo a los grandes, sino también a los más pequeños. Los beneficios que se alcanzan a través de su práctica son increíbles. “El chico que juega ajedrez desarrolla el pensamiento lógico y crítico”, confirmó Mauro Federico Di Franco, coordinador digital del Programa Ajedrez de la ULP.

Además, reduce la hiperactividad y la violencia en el ámbito escolar. “Es llamativo que los chicos más inquietos sean los que más interés pongan en el ajedrez. Es un juego que les genera un desafío mental único”, aseguró Di Franco.

Nota y foto: Matías Velázquez – Área Prensa de la Universidad de La Punta