Con la entrega de móviles, equipamiento, vestimenta, tecnología y ejecución de obras para la seguridad, el Gobierno provincial realizó una fuerte y marcada inversión para contribuir a garantizar la seguridad de cada sanluiseño. Se espera para este 2014 continuar con este lineamiento.

En el transcurso del año se avanzó principalmente en mejoras edilicias que tuvieron como fin dotar a las fuerzas policiales de nuevos y renovados espacios de trabajo en donde puedan desempeñar sus funciones. Además, se los proveyó de uniformes, equipamiento y móviles que significaron un importante aumento en la capacidad de patrullaje de la provincia.

En total se entregaron 140 vehículos entre camionetas, autos, motocicletas y cuatriciclos que permitieron intensificar los recorridos policiales en cada zona de la provincia a donde fueron destinados.

También la policía recibió casillas fijas para apostar principalmente en lugares turísticos o en los distintos puestos de control, uniformes para el desempeño de las funciones que realizan a diario y para afrontar las diferentes condiciones climáticas, municiones, equipamiento mobiliario, informático y para seguridad vial, y chalecos antibala y equipamiento antitumulto para los grupos especiales.

Por su parte, desde el Gobierno también se realizó una fuerte inversión en tecnología al servicio de la seguridad. Recientemente se adquirieron dos drones o pequeños dispositivos voladores que permitirán obtener imágenes de hechos que se produzcan principalmente en zonas de difícil acceso para una cámara común.

Además, durante el 2013 se compraron 100 cámaras de video-vigilancia que fueron ubicadas en los puntos más vulnerables de San Luis, Villa Mercedes y el interior provincial, identificados a través de reuniones con los vecinos y con los intendentes de las distintas localidades.

Los efectivos que forman parte de las fuerzas policiales tienen la importante función de prestar servicio a la comunidad diariamente en la defensa de la integridad física de las personas y en el cuidado de sus bienes personales.

Es por ello que con el fin de dotar a las fuerzas de mejorados espacios de trabajo se construyeron nuevos edificios de seguridad y se repararon y refaccionaron aquellas dependencias que lo necesitaban, en el marco de un plan de jerarquización.

A través de un convenio firmado entre el Ministerio de Seguridad y la Constructora San Luis SAPEM, se invirtieron $2.000.000 en refacciones. De este modo, se acondicionaron las comisarías 1ª, 2dª, 3ª y 6ª de San Luis, la Comisaría del Menor, el Cuerpo de Tránsito de San Luis, la Policía Caminera, el Comando Radioeléctrico, la División de Lucha Contra el Narcotráfico, las dependencias de Balde, Beazley, La Punta, La Tranca, Carpintería, Los Cajones, Alto Pencoso, Villa de la Quebrada, Villa General Roca, la Comisaría 12ª, la Comisaría del Menor e Investigaciones de Villa Mercedes.

También se encuentran en ejecución otras tantas obras de la ciudad capital, Villa Mercedes y el Valle del Conlara.

Asimismo, a través del Ministerio de Hacienda y Obras Públicas, el Estado invirtió cerca de $209 millones fundamentalmente en la construcción de nuevas dependencias, pero también en la refacción de las ya existentes.

En este sentido, fueron inauguradas las obras en la Comisaría 9ª de Villa Mercedes, la Subcomisaría de San Jerónimo y de Luján, y los destacamentos en los barrios Viva San Luis y Campaña del Desierto de Villa Mercedes, y Jardín del Sur de San Luis capital.

Es importante mencionar la próxima inauguración del Complejo Penitenciario de Pampas de las Salinas, la construcción del nuevo edificio de la Unidad Regional II de Villa Mercedes, del Polideportivo de la Penitenciaría y de las dependencias en Villa Larca, Arizona, Buena Esperanza y El Morro.

 

Nota y fotos: Eugenia Catalfamo – Ministerio de Seguridad