El Ministerio de Medio Ambiente llamó a licitación para la construcción del primer Biodigestor que operará en la primera Planta Regional de Tratamiento y reciclado de la Provincia.

La obra cuenta con un presupuesto oficial de $ 7.856.500 y un año de plazo de ejecución.

“Con esta planta de biogás, la Recicladora El Jote se volverá aún más sustentable, ya que no sólo reciclará los residuos de los departamentos Junín y Chacabuco, tal como lo hace desde hace un año, sino que aprovechará la fracción de residuos orgánicos, de fácil descomposición, para generar la energía eléctrica suficiente para su operación, sin necesidad de incurrir en gastos de energía”, explicó la ministra, Diana Hissa. 

Respecto a las políticas de la Provincia lleva adelante a través del Plan Estratégico de Energía, la ministra destacó: “La energía es un bien imprescindible para el desarrollo socioeconómico y bienestar de una región, y el Estado no puede estar ausente de aquellos procesos que resultan ser vitales para el desarrollo del país, entre los que se encuentra la provisión de energía. Es por esto que desde San Luis, asumimos este cambio de paradigmas como un desafío para proyectar nuestra política energética futura, lo que seguramente tendrá influencia en las estrategias regionales de abastecimiento”.

¿Qué es el biogás?

El biogás consiste esencialmente en una mezcla de gases originada por la descomposición microbiana de sustancias orgánicas, en ausencia de oxígeno.

“Se llama biogás a la mezcla constituida por metano (CH4), en una proporción que oscila entre un 40% a un 70%, dióxido de carbono (CO2) y pequeñas proporciones de otros gases como hidrógeno (H2), nitrógeno (N2) y sulfuro de hidrógeno (H2S). Alcanza un poder calorífico próximo a las 5.500 Kcal/m3 y si se eliminan las impurezas del biogás, el poder calorífico asciende a unas 9.300 Kcal/m3 ya que  la concentración de metano es la que determina el poder calorífico”, explicó la ingeniera a cargo del Subprograma Energías Renovables y Eficiencia Energética, Yanina Miranda.

El biogás producido, se convierte en electricidad y calor, con la ayuda de una unidad de cogeneración. La electricidad puede ser enviada a la red y  el calor puede ser utilizado para la calefacción de diversas edificaciones. La principal ventaja ambiental de la generación y aprovechamiento del biogás es la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Nota y foto: Paula Kraliczek, Prensa Ministerio de Medio Ambiente