En su visita a San Luis, el ex campeón del mundo habló con humor sobre el presente del equipo donde jugó por muchos años. Pero aclaró que no le gusta ser crítico y que habla “desde el corazón”.

Luque en una charla con muchos recuerdos

Luque en una charla con muchos recuerdos

Si Leopoldo Jacinto Luque tiene que hablar de River lo hace con “pasión” y “desde el corazón”. Se radicó hace 20 años en la provincia de Mendoza, cuando llegó a dirigir a Independiente de Rivadavia. Dice que no hizo mucho para irse a vivir a Buenos Aires, una provincia que solo visita cuando tiene ganas de “darse una vuelta por el gallinero”, visitar amigos, ver algún espectáculo o comer en esos restaurantes únicos. Actualmente trabaja en la dirección deportes de la provincia mendocina.

-¿Qué le parece el River de Ramón Díaz?

Le vamos a poner un poquito de humor. Le dicen Sandrini: te hacía llorar y te hacía reír. Cada vez que hablo de River hablo desde el corazón, con pasión, no como crítico. Pero lamentablemente no está jugando bien. Ramón es un técnico muy importante pero en el fútbol no hay que olvidar que lo más importante son los jugadores. Si River salió campeón de América y ganó tantas cosas de taquito fue porque había un nueve como Funes. Yo salí 9 veces campeón y también hice muchos goles. El jugador es siempre el más importante; el técnico es importante para armar el equipo, para incentivar, para armar la táctica y la estrategia pero los que tiran la pelota dentro del arco y dan los pases son los jugadores.

-¿Le dolió ver un año a River jugando en la “B”?

Ese día que se fue a la B no lo podía creer, pero no por fanatismo. River se fue por un punto y no puedo entender cómo no pudo sacar un punto y quedarse en la A. Pero en el fútbol pasa esto, a las cosas hay que hacerlas bien. Toda la culpa fue para Daniel porque había ganado las elecciones y para ese grupo de técnicos y jugadores. Pero el problema venía de arrastre hace varios años. Nunca pensé que un equipo grande se fuera a la B y ahora se fue Independiente. Pero el fútbol tiene cosas sorprendentes y por eso dicen que no tiene lógica. Aunque si se hacen las cosas bien hay menos margen de error.

-¿El fútbol era igual de exigente en su época de jugador?

Sí, era exigente de la misma manera y también éramos profesionales. Aquellos podrían jugar en esta época y un montón de ahora podrían haber jugado en la época pasada. El jugador que tiene cierto talento y con una mejor preparación podría hacerlo, difícil sería si sólo sabés correr, porque el talento no se enseña, se nace con eso. Cuando yo jugaba, si hacías un gol eras Dios y si errabas se acordaban de tu mamá y tu hermana; hoy pasa lo mismo.

Hablar de River y hablar "desde el corazón", según Luque

Hablar de River y hablar “desde el corazón”, según Luque