Debido a que la institución constató algunas irregularidades en el armamento que poseían, decidieron llevar a cabo acciones para cumplir con las reglamentaciones necesarias para la tenencia y portación de armas.

Las credenciales habilitan al personal del servicio para la tenencia y portación del armamento

Las credenciales habilitan al personal del servicio para la tenencia y portación del armamento

En un acto que se llevó a cabo esta mañana en el predio del Servicio Penitenciario Provincial, el jefe de la dependencia, Inocencio Carpio, entregó las credenciales correspondientes al personal del servicio para la tenencia y portación del armamento.

Luego de un relevamiento que se hizo del armamento con el que contaba la Penitenciaría provincial, se constató que existían elementos que pertenecían a la Policía de la Provincia y otros que habían sido comprados por la institución pero que la tenencia la poseía el proveedor y no el Servicio.

Es por ello, que se procedió a devolver las armas que no eran propias y realizar un chequeo para la reparación de aquellas armas que no estaban en condiciones para su uso. También, se corroboró que existían municiones vencidas que fueron descartadas y apartadas con el fin de que no sean utilizadas.

Por su parte, 300 personas que prestan funciones en el Servicio Penitenciario fueron capacitadas teóricamente, realizaron un examen psicotécnico y practicaron tiro “avalados por un instructor autorizado por el Renar que constató que el personal cumpla con las exigencias de ley”, según remarcó Carpio.

Con respecto al armamento que utilizan, se trata de pistolas calibre 9 mm que son armas portátiles, que utilizan los efectivos de las fuerzas.