Realizaron en la casa de la cultura, la presentación del libro “El Viaje del Poema. Mapa Documental de la Poesía Puntana” del poeta Gustavo Romero Borri, editado por San Luis Libro.

Este 17 de junio a las 20:30, en consonancia, con este importante protagonismo de autores locales, en una obra que fue presentada en la última Feria Internacional del Libro, se realizó esta especial presentación, la primera en toda la provincia.

Este trabajo de Romero Borri fue el botón de muestra de la actividad literaria sanluiseña en la Feria del Libro que se realizó en la Sociedad Rural el mes pasado.

El viaje del poema consta de dos tomos de 450 páginas cada uno, con un total de 95 poetas. Con prólogo de Jesús Liberato Tobares, el libro es el resultado de una investigación que comenzó en 2003 y reúne a todos los poetas de San Luis, mediante una investigación histórica, hasta la década de 1950, con una numerosa participación de grandes escritores de Villa Mercedes.

El primer poeta que menciona el libro es Juan Crisóstomo Lafinur, porque es considerado el iniciador de la actividad en la provincia. Los tomos abarcan 153 años de poesías de escritores nacidos hasta los años 50.

Romero Borri afirmó que priorizó aquellas letras que hacen mención a la provincia. “Encontré, aun en autores que no nacieron en la provincia pero se relacionaron de alguna manera con ella, un gran afecto por la tierra”.

Puede resultar extraño encontrar en la recopilación poética a autores como Urbano Joaquín Núñez, Jesús Liberato Tobares o Berta Elena Vidal de Battini, reconocidos por otros géneros de la literatura, pero que incursionaron en los versos.

Por supuesto que están los poetas reconocidos como tales, como María Mitchell de Ramírez, la autora del himno a Pringles -presente en el libro-, Polo Godoy Rojo, el enorme César Rosales, Dardo Naftalí Torres, Rosario M. Simón y el recientemente fallecido León Benarós. Claro que Antonio Esteban Agüero –acaso el mayor poeta puntano- está con nueve obras no del todo difundidas.

Pero también hay ilustres desconocidos que apenas si lograron editar unos pocos versos sueltos antes de su muerte.

En ese punto, se destaca un hallazgo que es exclusivo mérito de Romero Borri. Carlos Guido Escudero fue un poeta sanjuanino que, a los 24 años, en 1945, se suicidó en una pensión de estudiantes de San Luis. A sus compañeros de hospedaje dejó escritos en cuadernos sus poemas de belleza oscura e insatisfacción permanente que tienen nombres como “Poema de mi doble muerte” o “Poema agnóstico”.

También llama la atención la inclusión de Juan Antonio Bordieu, autor de Charamuscas de mi tierra, un pequeño libro poemas que contiene, tal vez, uno de los primeros versos dedicados al Santo de la Quebrada, en 1952. “No hay muchos datos biográficos de este hombre. Se supone que es de origen francés, pero se evidencia en sus escritos una gran identificación con la tierra puntana”, dice Romero Borri.

Para el lector actual, el segundo tomo, que menciona a los autores más modernos, será más familiar. Allí están Juan Miguel Bustos, Jerónimo Castillo, Beba Di Genaro, Jorge Hadandoniou, Pablo Melto, María Neder, Hipólito Saá, Carlos Sánchez Vacca y Raquel Weinstock, entre otros.

“La historia cultural de San Luis –dicen las palabras previas de El viaje del poema– ha sido errática, azarosa y algunas veces arbitraria a la hora de permitir que lo valioso adquiera la merecida difusión”. Con esta obra, Romero Borri empieza a saldar esa deuda.

VIAJE DEL POEMA-F